domingo, 26 de julio de 2009

EL FUSIL FAL EN LA ARGENTINA



El FAL.

Prácticamente desde que el FN FAL (Fusil Automático Liviano) calibre 7.62 x 51 NATO saliera al mercado, la República Argentina lo adopto como fusil reglamentario, en reemplazo de los excelentes Mauser Modelo Argentino de 1909. Como sucedió con la mayoría de las armas adquiridas al exterior por nuestro país, en un principio se importo armas desde su origen, y con el tiempo se negocio la licencia con los fabricantes para la producción del arma en el país.

La Fabrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, de Rosario fue quien emprendió la producción de este arma, y quien la continuo hasta 1996, en donde la posta fue tomada por la Fabrica Militar Fray Luis Beltrán, ubicada en las cercanías de la misma ciudad. Nuestro país copio las variantes Belgas de este arma, utilizando también la misma nomenclatura. En Malvinas fueron varias las versiones argentinas que prestaron servicio. Desde fusiles con culata fija de madera (los más antiguos), pasando por versiones con culata de material sintético, hasta las versiones cortas con culata rebatible y distintos largos de caño. Utiliza cargadores metálicos rectos, con capacidad para 20 cartuchos, exactamente los mismos que su contra parte inglesa.

Quizás la diferencia mas notable entre ambas armas radica en el hecho de que los FAL argentinos pueden disparar en ráfaga, aunque es difícil establecer para mi si esa es una ventaja, ya que la velocidad de fuego y la potencia del proyectil atentan contra el dominio correcto del arma en este tipo de disparo. A pesar que ya pueden verse en ciertas unidades de la tres FFAA ciertas armas de origen norteamericano y de calibre menor, el FAL continua siendo el fusil reglamentario de las FFAA argentinas.


Actualmente, en el mercado civil existen versiones modernizadas del FAL. Frente a la imposibilidad de incorporar un nuevo fusil de asalto, no seria descartable la posibilidad de la actualización de esta noble arma, logrando así una mejoría funcional con respecto a su peso, ergonomía y puntería.

PISTOLA NACIONAL BALLESTER MOLINA CAL.45



Pistola Ballester-Molina cal. 45 (Argentina)

La pimera pistola de diseño y fabricación nacional producida en grandes series para el Ejército Argentino, y luego para la ARA, Gendarmeria Nacional, la infantería de Marina, Fuerza Aérea e infinidad de cuerpos policiales en todo el pais La Ballester Molina fue exportada en cantidad durante la Segunda Guerra Mundial a Inglaterra, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela. El diseño de la Ballester Molina era una adaptación de la Colt 1911 cal. 45; pero varias revistas especializadas norteamericanas la comparan favorablemente con la Colt .Al cerrar sus puertas, la HAFDASA (Hispano Argentino Fábrica de Automoviles S.A.) produjo alrededr de 100.000 de estas pistolas.

La HAFDASA fue tambien pionera en la fabricacion de automoviles, camiones y motores diesel en la argentina.


La pistola fue adoptada como arma reglamentaria por el EA que la designo gno mod, 1938-en un comienzo estas armas eran designadas "Ballester-Rigaud Debemos aclarat que Rorice Rigaud era un ingeniero francés a cargo de la planta, quien fue separado de su cargo a causa de sus actitudes.

SUBFUSIL FMK FABRICACION NACIONAL






Hace ya varias décadas, Argentina inició la adopción de subfusiles o pistolas ametralladoras (en adelante PA) procedentes de distintos países para sus fuerzas armadas y de seguridad. La gran variedad de marcas, principalmente de origen alemán y estadounidense, junto a las diferencias de calibres como el 9x19mm y el .45 ACP, complicaron su estandarización.



Sobre la década de 1940, la fabrica Metalúrgica Centro, aprovechando que se había vuelto imposible la adquisición procedente del extranjero de este tipo de armas por los conflictos europeos, produjo bajo la marca Halcón el modelo MP (modelo pesado). Se trataba de un arma de manufactura y calidad superlativa, semejante a un MP-18 o un Thompson 1921. Más adelante, sus elevados costes de producción facilitaron el nacimiento del modelo LM (modelo liviano), más económico pero con la seguridad y calidad del modelo anterior. Ambas armas estaban calibradas para disparar cartuchos del 9x19mm y del .45 ACP. Otras armas pioneras de esta categoría de PA, como por ejemplo las MEMS y las producidas por HAFDASA, con sus Ballester Rigaud a la cabeza, quedaron para siempre en la historia argentina en lo que se refiere a pistolas ametralladoras. También cabe mencionar que, debido la guerra del chaco entre Paraguay y Bolivia y a otros conflictos armados, de manera ilegal ingresaron subfusiles de todas las partes imaginables del mundo que fueron parte del lamentable mercado negro de armas.



Nace la PA-3 DM
En los años 50, la FMAP DM (Fabrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu), perteneciente a la Dirección General de Fabricaciones Militares, adquirió los derechos de producción de una pistola ametralladora extranjera, en concreto una copia de la M-3A1 americana, más conocida como la “Grease Gun”. Esta versión argentina disparaba el 9x19mm, a diferencia del .45 ACP del modelo original. La DGFM lanzó dos versiones denominadas PAM 1 y PAM 2, con y sin seguro de empuñadura. Posteriormente, esta misma empresa decidió encarar a principios de los 70 el proyecto de crear un arma diferente a lo clásico, usando el sistema de cierre envolvente de maza adelantada sobre el cañón y un original cargador en la empuñadura. Este cargador que había sido diseñado por Jaroslav Holecek a mediados de 1946 reducía notablemente el tamaño del arma. Se popularizó gracias al CZ-23/25 y posteriormente también fue adoptado por el israelí UZI, los MAC de Ingram y el Z-84 de Star. Nacía así la PA-3 DM, conocida posteriormente como FMK-3.



Diseño del FMK-3
Selector de modo de fuego y seguro del arma
A primera vista, el FMK-3 puede asociarse con el UZI. Este subfusil argentino dispara el cartucho 9x19mm OTAN y aloja su cargador en la empuñadura, que a su vez porta los sistemas de disparo y de seguridad. Por encima de la empuñadura, aparece un cajón de mecanismos donde se aloja el sistema de cierre y el muelle recuperador. Por último, un cañón cromado de gran dureza asoma libremente por delante de la rodela que lo fija, típico para el disparo desde transportes blindados.



El FMK-3 está construido en chapa estampada con nervaduras de refuerzo, tanto en el cajón de mecanismos superior como en el inferior. Algunas otras partes del arma están unidas mediante soldadura por arco o sujetas por remaches. Los pernos pasantes están asegurados por arandelas elásticas, mientras que para poder sujetar el arma con las dos manos, el FMK-3 consta de una delantera o chimaza de plástico fabricada en dos partes y sujeta por dos tornillos laterales. Por otro lado, cabe destacar que su empuñadura estampada carece de cualquier tipo de grip adicional, una solución rápida y económica pero criticable cuando se acciona el arma con las manos desnudas en climas fríos extremos. Para paliar esta deficiencia no le vendría mal un grip envolvente de goma o al menos dos paneles plásticos como en una pistola tradicional.

En las primeras series, la FMK se presentó con tres versiones de culata: enteriza fija de plástico, fija de madera, y de alambre rebatible. Sobre el costado izquierdo del receptor superior se encuentra la palanca para llevar y armar el cierre en su posición retrasada. Esta palanca consta de un guardapolvo deslizante que evita la entrada de elementos extraños en el interior del arma. Sobre el mismo costado pero en la parte trasera se halla el porta correas trasero. El delantero, en versiones primitivas, es similar al del Uzi, aunque luego pasó a ser cautivo y giratorio en la rodela que sujeta el cañón al cajón de mecanismos. Precisamente, sobre el cajón de mecanismos se encuentran los aparatos de puntería: un guión protegido por un túnel y un alza ortóptica de librillo regulable lateralmente y con posiciones de altura de 50 y 100 metros. Toda ella protegida por orejas laterales. La ventana de expulsión es de dimensiones discretas y está ubicada a la derecha del mencionado cajón o receptor superior.

Cartucho listo para entrar en la recámara
Los cargadores rectos de 25 y 40 cartuchos de capacidad están fabricados en chapa de acero. Son muy robustos, lo que evita problemas de alimentación. La retenida del cargador se formaliza en la base de la empuñadura por medio de una tecla ambidiestra de fácil acceso. El nivel general de acabados del arma es bueno, típico de las armas militares producidas en masa a bajo coste. Sus partes están tratadas térmicamente en función de cada pieza, lo que se traduce en un seguro y eficaz funcionamiento general. El acabado final del arma es un fosfatado con recubrimiento de pintura de alta resistencia a la abrasión y que protege de la oxidación.

Versiones posteriores: FMK-4 y FMK-5
El término FMK-4 hace referencia a la versión que tiene culata fija, tanto en las primeras series de madera como en las últimas producciones de plástico de alto impacto. Por su parte, el FMK-5 es un modelo semiautomático que aparece en los años 90 derivado del FMK-3. En realidad, se trata de dos armas iguales en prácticamente todos los sentidos, eso sí, sin la posibilidad de disparar a ráfagas. Al FMK-5 también se le conoce como “de uso civil”, por haberse vendido bastante entre legítimos usuarios del tiro deportivo, y de “escoltas”, al haberse usado en agencias de seguridad privada y tareas similares.

Dentro del campo deportivo, en Argentina el FMK-5 se usa en distintas modalidades de tiro, incluso con algunas modificaciones realizadas por armeros, entre las que se incluyen la montura de visores de punto rojo. Hoy en día, y debido a nuevas disposiciones que limitan la tenencia de armas de corte militar, subfusiles y fusiles de asalto semiautomáticos, se hace difícil obtener la correspondiente autorización para la adquisición de este tipo de material por parte de civiles.



Cerrojo envolvente del FMK-3
El diseño de la mayor parte de los subfusiles contemporáneos, que presentan el cargador delante de la empuñadura, se basa en un cañón fijo que va sujeto al cajón de mecanismos y con un gran porcentaje del tubo fuera del propio cajón. Además, disponen de un cierre que se desplaza adelante y atrás gracias a la acción de un muelle. Las dimensiones de un arma de estas características, como por ejemplo un Halcón MP, un ML, o un Thompson, estaban determinadas por el tamaño del cierre y la distancia de reculada contra el muelle recuperador. Por este motivo, y para compactar el arma, la FMK-3 funciona a cierre abierto no calzado (blow-back), por simple masa de inercia, y un cerrojo denominado de masa adelantada (overhung-bolt).


En este sistema overhung-bolt, el muelle recuperador que cumple la función de muelle real está arrollado y es guiado sobre el cañón. De esta forma, el mismo muelle helicoidal permanece cautivo y retenido por una traba adecuada. Gracias a este sistema integral, cierre, cañón y resorte forman un grupo único cuando se desarma el arma, como si de la corredera de una pistola tradicional se tratase.












Sistema de disparo y seguridad
Subfusil FMK-3 con culata extendida
Sistema de miras del FMK-3
A diferencia de otros subfusiles similares, el fiador, el desconector y el seguro automático del FMK-3 están ubicados por detrás de la empuñadura. De esta forma, por delante de la cola de disparo sólo se encuentra el mecanismo selector de tiro y el seguro manual. Este seguro dispone de un mando de tipo aleta que se activa desde la izquierda y que presenta tres posiciones: superior “S” (Seguro), intermedia “R” (Repetición), e inferior “A” (tiro Automático).

Como medida adicional de seguridad, el FMK-3 posee un seguro de empuñadura que actúa de la siguiente forma: si el arma no está correctamente empuñada, el seguro bloquea el deslizamiento del cierre. Así, aunque el arma esté lista para disparar, si no se presiona el seguro de empuñadura el sistema de disparo permanece bloqueado. Además, como se mencionó anteriormente, con el cierre en reposo, la recámara vacía y el cargador lleno se produce un bloqueo que impide que una caída accidental del arma arrastre un cartucho y se produzca un disparo involuntario. Por tanto, se trata de un arma muy segura de portar en cualquier condición.





Funcionamiento
El FMK-3 es un subfusil muy fácil de utilizar. Con el arma en posición de seguro, insertamos el cargador por la empuñadura. A continuación, apuntamos y cogemos la palanca de montar con la mano que no empuña el arma para ir tirando hacia atrás hasta retener el block de cierre. Una vez hecho esto, elegimos el modo de tiro con el selector. Si tiramos en semiautomático o en repetición, cuando presionamos la cola de disparo el block liberado arrastra un cartucho a la recámara, produciéndose el disparo y retrocediendo nuevamente hasta extraer la vaina utilizada. En este modo de tiro, en cada disparo el block es retenido por el fiador, obligando al usuario a presionar la cola de disparo para realizar otro disparo.

Versión estándar del subfusil FMK-3
Por el contrario, si elegimos la opción de fuego automático o ráfaga, el principio mecánico es el mismo aunque hasta que no se suelta la cola de disparo o el cargador es vaciado no deja de disparar. Para dejar el arma en posición de seguridad, se retira el cargador, se verifica que no se encuentre por casualidad ningún cartucho alojado en el cañón y luego se dispara en seco, quedando el cerrojo en reposo y en las mayores condiciones de seguridad para su traslado o almacenamiento. También hay que tener en cuenta que en situaciones de tiro con muchos concurrentes lo más prudente es dejar el arma sin cargador, la palanca selectora en posición “S” y el cierre abierto.





Despiece básico
Plano explosivo del FMK-3
Cañón, resorte y cierre del FMK-3
Para desarmar el FMK-3, lo primero que hay que hacer es asegurarse de retirar el cargador y accionar la palanca de montar para verificar que el arma está totalmente descargada. A continuación, empujaremos (de derecha a izquierda) los dos pernos principales que están sujetos por alambres acerados a modo de retenes. De esta forma, el arma queda dividida en dos partes: la superior, que contiene el cañón, el cierre y el resorte; y la parte inferior, que contiene la empuñadura, el alojamiento del cargador y el sistema de disparo y seguridad. El siguiente paso será presionar por delante y por debajo del guión el retén de la rodela ranurada, el cual tendremos que desenroscar. Liberada esta pieza, se extrae por detrás del receptor superior el conjunto del cierre, cañón y resorte en una sola pieza. De esta forma, tendremos la FMK-3 desarmada para su limpieza y revisión mecánica.

Si queremos extraer el cañón del cierre envolvente, deberemos apoyar la parte maciza sobre una superficie firme con el cañón hacia arriba, presionar el retén contra el muelle recuperador, desacoplar su enganche bayoneta y con cuidado ya que está bajo presión, y por último aliviar la pieza y el muelle hasta extraerlos del conjunto. Ahora, ya sólo nos quedará separar el cañón del interior del cierre, bajar la parte de la recámara y extraerlo hacia abajo y hacia atrás. En cuanto a los cargadores, éstos se pueden limpiar con sólo desarmarlos por su base.

Mantenimiento y conservación
Para mantener operativo el FMK-3 y evitar posibles fallos de funcionamiento, se recomienda proceder a su limpieza después de haber usado el arma. Si el subfusil se encuentra muy sucio, es conveniente lavar las piezas con nafta, usando cepillo y pincel. A continuación, se dejan secar las piezas y se lubrican ligeramente las partes móviles para mantener el tubo cañón en óptimas condiciones. También conviene limpiar el interior del cañón pasando la baqueta desde la zona de la recámara para soltar los restos de latón, plomo y residuos de la combustión de la pólvora. Si la parte interna estriada del cañón está completamente limpia, la precisión del arma aumenta notablemente, al mismo tiempo que se alarga la vida útil del subfusil. Respecto a las piezas exteriores, se recomienda repasarlas con un paño limpio y suave para no dañar su recubrimiento protector.

Para finalizar
Este subfusil argentino, si bien está basado en armas similares ya probadas en todos los teatros de operaciones, tiene sus propios aportes de cómo plasmar lo ya inventado con soluciones que mejoran el funcionamiento y simplifican la producción. A esto hay que añadir la calidad de materiales empleados en su elaboración por la reconocida fábrica de armas que cuenta con el prestigio de haber producido con licencias importantes de Mauser, Colt, FN Herstal, o Beretta entre otros. En este sentido, la FMAP DM ha conseguido desarrollar un arma capaz de cubrir las necesidades de las fuerzas militares y de seguridad, estandarizando un modelo que evita el entrenamiento con armas diferentes que complican el aprendizaje y el mantenimiento.

Por otra parte, el FMK-3 cumple bien su rol como arma de seguridad para conductores de vehículos, tropas aerotransportadas, fuerzas especiales y personal que requiera un arma compacta pero con alto poder de fuego. En Argentina, es un arma de dotación en fuerzas armadas y de seguridad. Los mejores resultados de precisión se obtienen en modo semiautomático con la culata extendida. En fuego automático es muy estable porque tiene su centro de gravedad en la empuñadura, pudiéndose controlar tanto en ráfagas cortas como en prolongadas gracias a su buen diseño, su reparto de peso y su adecuada cadencia de tiro. Incluso, en fuego instintivo o con tiros desde la cadera también se aprecia su manejabilidad.



En definitiva, se trata de un arma sencilla, fiable y placentera de usar, aunque a veces parezca obsoleta en comparación con otras armas más complejas y caras. Sin embargo, este subfusil argentino sigue siendo una opción segura a la hora de elegir un buen arma.



SISTEMA DE CERROJO ENVOLVENTE








Ficha técnica
Origen: Rosario (provincia de Santa Fe), Argentina (hoy Fray Luis Beltran, en la misma provincia)
Fabricante: F.M.A.P DM (Fabrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu) de la D.G.F.M (Dirección General de Fabricaciones Militares), hoy en la FM F.L.B (Fabrica Militar Fray Luis Beltran)
Denominación: Pistola Ametralladora (PA), Subfusil.
Calibre: 9x19mm OTAN.
Variantes: PA-3 DM-FMK-3 (culata de alambre retráctil), PA-1 DM-FMK4 (culata fija) o FMK-5 versión semiautomática.
Sistema de cierre y funcionamiento: Blow Back o inercia de masas
Longitud del cañón: 29cm (290mm), surcado por seis estrías con paso de hélice a la derecha (una vuelta en 250mm)
Capacidad de carga: 25 y 40 cartuchos. Cargadores rectos de doble columna.
Cadencia de tiro teórica: 600 disparos por minuto.
Sistema de disparo: semiautomático y ráfaga libre (FMK-3), únicamente semiautomático (FMK-5).
Sistema de seguridad: seguro de aleta selector de tiro, seguro de empuñadura automático (si no se empuña el arma, tanto amartillada como desmontada, el cierre permanece bloqueado)
Sistema de puntería: guión en poste protegido por túnel, alza ortóptica protegida con posibilidad de corrección lateral y de altura en dos posiciones: 50 y 100 metros.
Peso del arma: con culata metálica sin cargador (3.450 Kg)
Longitud total: culata plegada 523mm, extendida 693mm, y rígida 700mm.
Altura sin cargador: 190mm.
Ancho: 63mm.
Longitud de la línea de mira: 320mm.

SUBFUSIL HALCON

El 23 de mayo de 1941, los señores Carlos Martín, Guido Marcati y Arnoldo Pienovi, constituyeron la sociedad que dio origen a la fábrica de armas Halcón S.A.I. y C.
Dicha empresa comenzó a funcionar en la ciudad de Avellaneda, provincia de Buenos Aires. Contaba, entonces, con un edificio de dos cuerpos. En uno de ellos, se montaron los tornos de estriado, los tornos copiadores para la confección de culatas, las matrices y los soldadores. El edificio poseía también un amplio sótano con túnel para la prueba de pistolas ametralladoras. En el otro cuerpo, se hallaban las secciones de pulido, martinetes, terminado de culatas, pavonado, armado, empaquetado, depósitos, más un stand para la prueba de los rifles calibre .22.
La fábrica contaba, también, con una oficina de proyectos y planificación, donde se confeccionaban los planos de las diferentes armas con las especificaciones de materiales y tolerancias. Allí se realizaban los estudios de costos de fabricación, proceso de manufactura, control de productos, etc. Otra oficina importante era la destinada al control de calidad. La misma contaba con elementos de gran precisión (durómetros, calibres, micrómetros, comparadores, etc.), con los cuales se realizaba el control de todas las piezas que se elaboraban. Cabe destacar, que en su casi totalidad, los sistemas y mecanismos que utilizaban las armas de esta firma eran de diseño propio, acreditados con patentes internacionales.
La empresa construyó la mayoría de sus maquinarias de acuerdo con las necesidades que iban surgiendo en la producción. En realidad, todo se elaboraba en la fábrica: culatas, cañones, resortes, etc.
Durante 15 años, sus directivos mantuvieron la patente exclusiva del “estriado por compresión”. Esta técnica, original de la casa Halcón, servía para ejecutar el rayado de los cañones de sus armas. Para tal acción se requería de cuatro operaciones. La ventaja consistía en otorgar mayor dureza al acero y lograr una superficie más pulida, evitando así el calentamiento de los cañones, teniendo en cuenta la menor fricción producida por el paso de los proyectiles, sobre todo en las armas automáticas.
Las piezas que componían sus ri
fles y ametralladoras eran maquinadas o ejecutadas por tornos o martinetes, salvo los marcos de las pistolas lanzagases, que eran de fundición. Para la confección de las culatas, se utilizaba nogal, originario de las provincias de San Luis y Mendoza. Dicha madera se estacionaba en la misma planta durante cuatro o cinco años antes de que fuesen trabajadas.
La fábrica producía para sus armas, los accesorios complementarios: portacargadores de ametralladoras (abiertos o cerrados), correas de cuero, fundas de lona y cuero para el traslado de rifles, escopetas y pistolas ametralladoras, baquetas y baquetones de hierro y bronce, cepillos de varias clases para limpieza de cañones, anticorrosivos. Inclusive, llegó a fabricar una repisa armero de madera.
Dentro del material bélico que la fábrica concretó en sus instalaciones, podemos mencionar: afustes para el fusil ametrallador Madsen, máquina para cargar cintas de ametralladoras de calibre 12,7 mm, cañones para ametralladoras pesadas, cañones y cargadores para pistolas de calibre 11,25 mm, compensadores de altura para las pistolas ametralladoras Thompson -usadas por la Policía Federal- y cañones y piezas de repuesto, chapa cantonera y guardamanos de plástico, de gran resistencia, destinados a los fusiles FAL de la Fuerza Aérea Argentina. Precisamente, para esta última repartición, construyó bombas de distintos kilajes.
La fábrica, que a finales de los ‘60 pasó a llamarse “Metalúrgica Centro S.C.A.”, fue proveedora de las siguientes reparticiones nacionales: Ejército Argentino, Fuerza Aérea Argentina, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Dirección Nacional de Institutos Penales, Policía Federal, policías provinciales de Buenos Aires, Formosa, Mendoza, Tucumán y Salta. También, solicitaron sus productos algunos bancos privados.
Llegada la década del ´70, la fábrica cerró sus puertas. Durante 30 años dejó en el mercado un sello inigualable. Y tan cierto resulta eso, que sus armas eran reconocidas, por su excelencia no sólo en nuestro país, sino también por expertos de todo el mundo.
Finalmente, enumeramos algunos de los materiales producidos a lo largo de su corta existencia: pistolas ametralladoras Halcón modelo argentino 1943, calibre 11,25 mm; modelo aeronáutica argentina 1946, calibre 9 y 11,25 mm; modelo Ejército Argentino 1949, calibre 9 mm; modelo liviano 1957 (ML 57), calibre 9 mm; modelo liviano 1960 (ML 60), calibre 9 mm y modelo liviano 1962 (ML 62), calibre 9 mm.


Pistola ametralladora Halcón, modelo ML57, calibre 9 mm. Capacidad del cargador: 40 cartuchos.
Pistola ametralladora Halcón, modelo ML63, Policia Federal Argentina, ccalibre 9 mm, Capacidad del cargador: 30 cartuchos.

• Pistola ametralladora Halcón, modelo prototipo 1943 Gendarmería Nacional, calibre 11,25 mm, capacidad del cargador: 17 y 30 cartuchos.
• Carabina ametralladora Halcón, modelo Aeronáutica Argentina 1946, calibre 11,25 mm, capacidad del cargador: 30 cartuchos.
• Carabina ametralladora Halcón, modelo Ejército Argentino 1949, calibre 9 mm, capacidad del cargador: 36 cartuchos.
• Pistola ametralladora Halcón, modelo Ejército Argentino 1949, calibre 9 mm, capacidad del cargador: 40 cartuchos

CITEFA

CITEFA, el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas

Por el Coronel Enrique Rodolfo Dick



Una concisa recorrida por el presente, recordando el pasado y mirando hacia el futuro

Pasada la media mañana de un día gris y ventoso, don Carlos B. ordena sus cosas en su lugar de trabajo, la División Materiales Compuestos, antes de salir hacia la "cabaña" a terminar unos moldes para el motor de un cohete. Es un hombre prolijo y de mirada profunda, siempre lo ha sido en sus casi cincuenta años de servicio, y aunque no aparenta la edad que realmente tiene, es uno de los más antiguos en CITEFA, - no el más viejo – refuta a quienes lo insinúan. Conocedor de que ese día visita a CITEFA una comisión de un país vecino acompañada por un Subsecretario del Ministerio de Defensa, Carlos se lo comenta a Luis D. L., quien retorna del taller de Prototipos con una pieza recién mecanizada: - allá, en el "Torre", deben estar exponiendo a la delegación pues hay mucho movimiento en sus cercanías. – Es cierto – responde Luis concentrándose en un complejo dispositivo para una cohetera, el que será en breve ensayado en el terreno.

Carlos se encamina hacia la cabaña, su segundo taller-laboratorio, en el otro extremo del predio. Otro día de su historia está pasando y en ese momento se acuerda de que ese taller se denominaba "Plásticos Reforzados". La bandera en el mástil parece saludar a quien está caminando sin prisa, es apenas un flameo sujetado, inclinando el sol y los colores hacia ese noble y leal integrante de CITEFA, pero luego vuelve a estirarse manteniéndose firme por el viento que la extiende.

En el "Torre", la sala de conferencias está sumergida en una penumbra débil y silenciosa. Ricardo L., el operador de los medios audiovisuales, ha apagado las luces y ha alcanzado el puntero láser al Gerente General de CITEFA, quien expondrá todo lo que entiende y puede hacer el único organismo del país abocado a la ciencia y tecnología para la defensa. Allí están los Directores y los Gerentes, algunos profesionales que enseñarán sus proyectos, los funcionarios del Ministerio de Defensa y sus acompañantes. El mozo, don Atilio, de punta en blanco, sirve café, té y amarettis mientras los presentes conversan en voz baja.

El expositor se ajusta sus anteojos, carraspea y comienza a hablar ni bien se insinúa la primer plancha del proyector, una magnífica vista aérea del complejo:

- CITEFA, cuyas siglas significan Ciencia y Técnica para las Fuerzas Armadas, se extiende en un predio de dieciséis hectáreas en la localidad de Villa Martelli (Partido de Vicente López en la provincia de Buenos Aires), como pueden observar aquí... – y el rojizo extremo del puntero cae sobre la enorme edificación blanca de cinco pisos del bloque principal – ... y nosotros estamos aquí, en el edificio Torre... tenemos veintidós mil metros cuadrados de laboratorios, talleres, oficinas y recintos de ensayos, casi seiscientas personas muy especializadas trabajan aquí y en Villa María (Provincia de Córdoba), y nos enorgullecemos de participar en casi sesenta convenios nacionales e internacionales que nos proyectan hacia un futuro de colaboración multidisciplinaria...

La atención de los participantes se agudiza ante la explicación indiscutible:

- …CITEFA fue creada el catorce de enero de mil novecientos cincuenta y cuatro, por un Decreto de carácter secreto, el 441 y coincide... – toma aliento el presentador pues hace calor en la sala – ...con el desenvolvimiento de Fabricaciones Militares en el año 41, que incluía un Departamento Técnico en su estructura, con misión de resolver problemas de desarrollo y producción. De allí este Instituto, que constituye el órgano ejecutor de las actividades de investigación del Ministerio... - relata con voz monocorde, acompañando las coloridas imágenes que se van sucediendo en la pantalla... – y tiende al desarrollo, obtención y homologación de armas y otros equipos que se determinen... En ese entonces dependía directamente del poder Ejecutivo Nacional a través del Estado Mayor de Coordinación...

Uno de los Gerentes observa hacia sus espaldas, donde está el material que se mostrará ni bien termine la disertación, un simulador de tiro de última línea, herramienta excelente que han concebido los ingenieros y técnicos del Departamento de Guiado y Simulación, y cuya utilización ha significado y redundará en una importante economía de munición de guerra, amén de haberse logrado un alto índice de seguridad y minimización del impacto ambiental. En una pizarra, aparecen números incuestionables de los ahorros producidos, sus ventajas y las unidades militares donde ya operan. A su lado, están las miras, visores y aparatos de visión nocturna, de los cuales hablará un coronel retirado, artefactos que son el fruto de largos años de intenso trabajo, de la mano del ingeniero Carlos R. y sus profesionales, puntales de esa disciplina tan en boga en estos días.

- ... las múltiples capacidades que maneja CITEFA las verán a continuación; es un conjunto muy diverso que puede llegar a asombrar por su calidad y cantidad... ellas son... – y las frases del Gerente General empiezan a pasear por el Armamento Convencional, los Misiles y Cohetes, la Química Aplicada, la Toxicología y las Plagas e Insecticidas, la Electrónica, los estudios y ensayos de materiales, los Vehículos Terrestres... durante largos minutos, mostrando fotografías peculiares que corren a medida que se cumple el cronograma pues, allá afuera, los Departamentos, laboratorios y talleres aguardan a los visitantes, después de la concienzuda preparación de sus sectores.

Mientras avanza la exposición, los lugares donde se pergeñan los proyectos y se preparan para explicar lo que CITEFA sabe hacer. El Taller de Artillería bulle: acomodan los gruesos proyectiles de cargas múltiples eyectables y las láminas con trayectorias balísticas larguísimas y, en la entrada, el moderno e imponente cañón de 155 mm. CALA 30 L45, considerado entre los más avanzados del mundo, luce completo con su enorme freno de boca y la unidad propulsora auxiliar, que le permite rápidos desplazamientos en el terreno. En el Departamento Propulsión, edificio de techo verde y adaptado a las funciones donde se exige seguridad, también retocan carteles, mesas, maquetas e ingenios, junto a un enorme cohete sonda, proyecto conjunto con la UTN, y los nuevos lanzadores múltiples de cohetes de artillería montados sobre vehículos a rueda, contiguos a una vitrina donde se muestran novedosos blindajes cerámicos. Mientras, en uno de los laboratorios de Química, hacia el sector sur, un vicecomodoro de la Fuerza Aérea repasa un sofisticado equipo, un espectrómetro de masas blanco y refulgente, casi aséptico, con el que se cumplen los imperativos de un test de puro nivel internacional que el organismo ha aprobado varias veces con altas calificaciones. Cerca de allí, se coordina un disparo en el banco de ensayos de motores cohete, complejo por donde pasaron tantos dispositivos, entre los cuales se cuentan los micromotores del recordado misil AS Martín Pescador o de un reciente motor híbrido. Antes del final del itinerario, la comitiva habrá de enterarse de las calidades de un laboratorio donde antaño se gestaron productos para controlar al vector del mal de Chagas, la feroz vinchuca y donde hoy se examinan nuevas amenazas, como la lucha contra el mosquito aedes aegypti transmisor del Dengue.

En proximidad del edificio de antenas, Carlos B. se encuentra con un joven coronel que recorre el sector de La Lonja, a pasos apurados, y ambos continúan el camino, conversando del pasado pero mirando hacia el futuro. Saludan a un ingeniero, alto como una chimenea, quien junto a sus discípulos, ha concebido las antenas que hoy lleva a bordo el satélite argentino SAC-C y que próximamente serán parte del satélite SAOCOM.

Llegan al lugar, Carlos abre la puerta del recinto y recuerda con orgullo junto al oficial que escucha...

Las primeras sedes de CITEFA fueron oficinas técnicas, resultado de la pasada dependencia de Fabricaciones Militares, la obra del visionario Savio en 1941. Estaban ubicadas en la calle Viamonte y luego en Coronel Díaz y Cerviño. Ya en crecimiento, las dependencias pasaron a ubicarse en el barrio de Belgrano (administración), San Martín (electrónica y química), Acassuso (armas y municiones especiales), Migueletes (pirotecnia) y José de la Quintana, en Córdoba, donde estaba emplazado un banco de ensayos de motores cohete y una planta piloto de fabricación de pólvora.

La panoplia de los proyectos e investigaciones era considerable y pasaba por las áreas de Electrónica y Comunicaciones (cámaras de Vidicon, televisores, receptores y transmisores, microondas, medidores de velocidad de proyectiles, detectores de minas, etc.), Química y Metalurgia (botes de asalto, soldadores de campaña, explosivos, bombas incendiarias, cargas huecas, jabones antiempañantes, pinturas resistoras y conductoras, resinas y equipos de impregnación, etc.) y el Laboratorio de Armamentos (espoletas, cohetes blanco, de aviación y de artillería, bombas voladoras, cañones sin retroceso, proyectiles, lanzallamas, etc.). Nadie se acuerda ya, por ejemplo, que en este Instituto se elaboró el primer semáforo íntegramente argentino, a cargo del ingeniero Rago, e instalado en Retiro, donde estuvo seis meses a prueba, o que se evaluaron armas portátiles para reemplazar el fusil Mauser modelo 1909 y donde se llegó a fabricar un prototipo de fusil de asalto y hasta una pistola ametralladora con munición sin vaina, para citar algunos desarrollos interesantes.

Fue una etapa de crecimiento y formación, con algunos casos de tecnologías adoptadas y en laboratorios independientes unos de otros. Con el fin de dotar a esas dependencias del personal capacitado, una serie de comisiones especiales (por ejemplo aquella enviada a Suiza y presidida por el coronel Rodolfo Oscar Leonardo Jeckeln del Ejército Argentino) enviadas a Europa al fin de la Segunda Guerra Mundial, contrataron científicos y técnicos que durante la misma se habían desempeñado en tareas similares y que ahora, "desocupados" y no "requeridos" por alguna de las potencias vencedoras de esa guerra o quizás deseando un futuro más tranquilo y seguro, aceptaron encarar la aventura de reiniciar sus vidas en este país, quizás para muchos de ellos desconocido. Así, llegaron a estas tierras los alemanes Weber y Pelkhofer entre unos cuantos, los austríacos Neumann y Franz, los polacos Czekalski, Dyrgalla, Stawowiok, Zebrowski y Kowalczewski, el doctor ingeniero Ezio Lorenzelli, italiano, y el arquitecto naval civil ruso Olegario Mikhno, entre los que recuerdo.

Todos ellos, de una manera u otra, con escaso o mayor tiempo de permanencia, trabajaron y dejaron sus discípulos, apellidos que hoy enriquecen la capacidad y experiencia de CITEFA y del país y cuyas destacadas trayectorias están grabadas a fuego en muchos proyectos exitosos.

La segunda etapa, que se inicia al final de la década de los sesenta, genera un cambio notorio, que se podría denominar de consolidación, - o de tecnología adoptada y adaptada- hacia la creación propia, y que coincide con la reunión de todos los laboratorios y personal en sus actuales instalaciones de Villa Martelli. Los aspectos destacables fueron la iniciación de proyectos multidisciplinarios (el caso de misiles, por ejemplo), la búsqueda de soluciones nacionales para el equipamiento de la FF. AA., la formación de nuevos núcleos de trabajo (láser, microelectrónica, corrosión, materiales, confiabilidad y control de calidad, fuentes de energía, etc.), se formularon convenios, se dieron los pasos iniciales para las transferencias de tecnología y, por primera vez, se exportó armamento desarrollado en CITEFA, el cañón sin retroceso cal. 105 mm. a Perú.


CITEFA en la guerra de Malvinas

El Instituto siempre se ha destacado, y esos jalones tecnológicos serán mencionados en sucesivas notas. Aquí, nos hemos de referir a un caso particular de nuestra historia, el conflicto de Malvinas en 1982. Con extremado secreto, CITEFA puso a disposición de las Fuerzas Armadas, y sin dilación, toda su capacidad, inteligencia y tiempo. Citaremos cuatro casos entre muchos otros que permanecieron en el anonimato por razones de confidencialidad, pero que la historia rescatará, sin duda: el envío de un lanzacohetes múltiple autopropulsado dotado de cohetes SAPBA cal. 127 mm, suceso donde ofrendaron su vida dos integrantes de CITEFA, la confección de nuevas tablas de tiro para cañones CITER cal. 155 mm. L33 que operaban en las Islas y que, por un error logístico, tenían proyectiles, si bien del mismo calibre, de otro material para el cual no estaba destinada la munición, y cargas propulsoras de un tercer material, el obús L 23 norteamericano, situación ésta, totalmente anormal, el diseño y la fabricación de prototipos, y luego de una serie, de equipos lanzadores de señuelos electromagnéticos (chaff) y bengalas infrarrojas para ser montados en aviones de la Fuerza Aérea (A4-B y Dagger) y de la Armada (A4-Q), a fin de incrementar las contramedidas y minimizar o evitar la acción de misiles lanzados y, finalmente, la confección y distribución de hojas instructivas de cómo proceder en casos de intoxicación.

Hoy y cada 2 de abril, los recordamos con emoción profunda. Son el Mayor postmortem de Artillería, Ingeniero Militar en Armamento Autopropulsado Sergio Novoa y el Suboficial Principal postmortem Mecánico Optico Víctor Jesús Benzo. Este año 2003, temprano, el personal de CITEFA se reunió frente al mástil y a las placas de bronce, y el toque de silencio a cargo de un trompa del Ejército Argentino hizo vibrar sus fibras más íntimas, en especial las de los veteranos de guerra, las del hijo de Víctor Benzo que forma parte de nuestro Instituto, y hasta las del Presidente de CITEFA, camarada de promoción y de estudios de Sergio Novoa.

Ellos partieron hacia las islas irredentas en abril de 1982. El buque Carcarañá fue designado por las Fuerzas Navales para servir de apoyo logístico entre el continente y las islas. A bordo de dicho buque había llegado a aguas del Atlántico Sur la cohetera SAPBA (Sistema de Armas Proyectiles Balísticos Autopropulsados) diseñada y fabricada por CITEFA para el Ejército. Se suponía que el buque debía dejar su carga en Puerto Mitre, pero el muelle del mencionado puerto era de madera y muy precario por lo cual no pudo cumplir con su cometido. Las Fuerzas Navales asignaron entonces al Isla de los Estados para que recibiera la cohetera, junto con su munición, además de tambores de combustible para los aviones argentinos y munición de artillería. El Capitán Payarola, comandante del Isla de los Estados coordinó con el entonces Capitán Novoa el traslado del lanzador SAPBA que debió ser parcialmente desarmado para poder ser estibado adecuadamente en el Isla de los Estados. Aproximadamente a las 22.00 hs del 10 de mayo de 1982 se finalizó con toda la carga que el buque podía trasladar, motivo por el cual el Capitán ordenó soltar amarras dirigiéndose al puerto de Goose Green, en manos argentinas. Habiendo transcurrido aproximadamente una hora y media de navegación en plena oscuridad, quedaron iluminados sorpresivamente por una bengala, que en un principio se pensó proveniente de tropas argentinas. En ese momento el buque comenzó a recibir diversos impactos de cañón, uno de los cuales hizo volar el puente de mando del buque, dejando allí un saldo de diez a doce muertos de los veinticinco tripulantes, y otro cañonazo, del lado derecho, a mitad del buque, que generó una tremenda explosión, haciendo vibrar al mismo, el cual inmediatamente se escoró hacia la derecha y comenzó a hundirse.

Payarola hizo también hincapié en que poco tiempo antes de la tragedia había conversado con el Capitán Novoa en el puente de mando, que lo había impresionado el aplomo y el sentido del deber que vislumbró en él y la responsabilidad asumida por el personal y elementos a su cargo. Después de soltar amarras, el Capitán Novoa se retiró del puente, presumiblemente para reunirse con sus hombres, pero no pudo cumplir con su cometido ya que el destino cruel quiso que desaparecieran todos durante el hundimiento del Isla de los Estados.

En el caso de los señuelos antimisiles, ese proyecto tuvo que realizarse en un tiempo muy breve, dada la situación imperante, lo que obligó a un grupo de técnicos del Instituto a trasladarse a la Base Aeronaval Comandante Espora, para determinar "in situ" la forma de fijación de los futuros sistemas lanzaseñuelos en los lugares adecuados a cada tipo de avión. Mientras tanto, otro grupo de especialistas se desplazaba a Córdoba para examinar los aviones de la FAA.

De esa manera, se organizó un grupo de trabajo multidisciplinario, dividido en varios equipos. En Electrónica se diseñó el disparador y el selector de cartuchos, con su secuenciador, en Química se perfeccionó el detonador eléctrico y las bengalas infrarrojas, y en el Departamento de Prototipos se diseñaron y pusieron a punto los lanzadores recargables y una serie numerosa de cartuchos para señuelos y bengalas. Así, los artefactos electromagnéticos se cargaron con miles de pequeñas cintas de aluminio para que, una vez arrojados desde la aeronave, formasen una nube metálica que desorientara al sistema de guiado del misil enemigo. Semanas más tarde, se demostraría que uno de estos ingenios lanzaseñuelos desarrollados en CITEFA, provocó el desvío de un misil inglés lanzado contra un avión de combate propio, salvando la vida del piloto y manteniendo la operatividad de la máquina.

Para las tablas de tiro, CITEFA convocó a sus especialistas y, gracias a los métodos, algoritmos y programas de cálculo que se habían desarrollado en los últimos años, se materializó una trascendente secuencia de tareas: relevamiento y obtención de los datos de la munición y pólvoras, estudio de compatibilidad geométrica y resistente del proyectil SCHNEIDER en el cañón CITER, cálculo de las características termodinámicas de las pólvoras de las cargas de propulsión, exhaustivo cómputo de la balística interior de las cargas americanas con el proyectil SCHNEIDER en el cañón argentino, determinación del coeficiente balístico del proyectil SCHNEIDER, y la consolidación e impresión de las Tablas de Tiro para la totalidad de las cargas.

A las 72 horas de haber recibido el requerimiento, CITEFA entregó las nuevas tablas de tiro al EMGE, que las remitió de inmediato al TOAS y 24 horas después, el Instituto recibió del EMGE, que a su vez había recibido del Comandante de Artillería del TOAS, la información de que "la Artillería argentina había tirado y que los proyectiles habían impactado en los blancos".

Y las hojas instructivas aparecieron como una necesidad imperante ya que, en esa época la Royal Navy estaba haciendo ejercicios de protección contra agentes de guerra química y se llegó a la conclusión que podíamos ser atacados con incapacitantes. El Departamento Toxicología de CITEFA presentó este análisis en el Ministerio de Defensa. Como consecuencia de este planteo se comprobó que Argentina no tenía máscaras y que en el país existía sólo una fábrica con capacidad para hacer una por día. Más tarde, con el transcurso de la guerra, se observó en Comodoro Rivadavia que soldados que llegaban del frente, a la noche, cuando se apagaban las luces, fosforecían por las lesiones que tenían en la piel debido al fósforo blanco que empleaban los ingleses y allí se agregó toda una lista de procedimientos a seguir. Esta lista fue incorporada a los manuales de instrucciones y fueron distribuídas a todos los centros del país.


CITEFA hoy y hacia el mañana

El Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas (CITEFA) está a punto de cumplir medio siglo de vida. Sus hitos son notables, también las cifras, estadísticas y logros. Más aún, y por sobre todo, su personal, consagrado con vocación de servicio a cumplir su misión indelegable, demuestra cada día su determinación, hoy más que nunca.

Hoy, los guarismos impresionan y persuaden: como organismo conjunto de ciencia y tecnología del área de la defensa, ostenta firmados 58 convenios nacionales e internacionales de todo tipo, posee 23 áreas de capacidades altamente desarrolladas, una treintena de simuladores, adiestradores y entrenadores entregados a las FF. AA. y en pleno funcionamiento (de tiro, de observadores adelantados, de duelo de tanques, de tiro interactivo, de vuelo y tácticos), millones de divisas ahorradas en concepto de estudios de vida útil de munición de todo tipo, misiles, cohetes, espoletas, dispositivos pirotécnicos, etc. y su repotenciación probada, un centenar de proyectos finalizados, militares, de orientación civil y hasta duales, muchos de ellos con transferencias de tecnología y sus patentes.

Casi 600 personas trabajan en CITEFA, profesionales altamente competentes, militares y civiles, muchos de ellos galardonados y reconocidos a nivel del país y mundial (premios Konex, Ejército Argentino, Jóvenes Sobresalientes, Academia de Medicina, CONICET, Sociedad de Pediatría, Asociación Bioquímica Argentina, Vocación Académica, al Mérito de la IUTOX, Academia de Ciencias Exactas, Bernardo Houssay de la SECyT a la Investigación Científica y Tecnológica, Institución de Servicios de Transferencia Tecnológica a la Industria de Funprecit, etc.), participantes en misiones en el exterior trascendentes (Inspectores de la ONU en Irak y hasta un Jefe de Inspectores), sus publicaciones internas superan las mil y aquellas para congresos, seminarios, simposios, tesis doctorales, licenciaturas, proyectos de fin de estudios y posgrados, son cuantiosas, interactúa con organismos de control nacionales e internacionales (MTRC, UNMOVIC, Grupo Australia, Acuerdo Wassenaar, OPCW, OPBW, CONCESYMB, etc.), y cuenta con laboratorios reconocidos y acreditados por organismos, institutos, centros y empresas, tanto a nivel nacional como internacional.

En todo este tiempo, CITEFA se ha preparado y continúa en esta senda sin demorarse para afrontar nuevos desafíos. Tiene la capacidad, la experiencia, la especialización y el respaldo. Esos emprendimientos podrían ser: un misil de 25 km. de alcance, multietapa y con dos modalidades de guiado, el desarrollo de herramientas de seguridad informática, la propulsión no convencional, computadoras para cálculo vectorial, nuevos materiales con memoria de forma, láseres de aplicación en medicina, encriptado de información con láser y el desarrollo de nuevos láseres de tipo sólido con excitación también por láser sólido, materiales cerámicos para celdas de combustible de alta temperatura, nuevos cañones livianos de mayor alcance, sensores de rotación de aplicación dual, blindajes modernos, proyectiles con guiado terminal, visión nocturna con cámaras térmicas, posicionadores satelitales y un cohete sonda de envergadura, entre otros proyectos ambiciosos y que obligan a redoblar todos los esfuerzos, sin descuidar los desarrollos, ensayos, homologaciones, certificaciones, peritajes, etc. que efectúa permanentemente en apoyo a toda la comunidad.

miércoles, 22 de julio de 2009

TANQUE ARGENTINO MEDIANO -TAM-



Hacia la década de 1970 varios proyectos dieron la luz para tratar de asegurarle al país una cierta autosuficiencia en materia de defensa. Uno de estos proyectos involucró al primer tanque totalmente construido y diseñado en el país, que todavía sigue en servicio.
En esa época, un posible conflicto fronterizo con Chile era la principal preocupación de la cúpula militar, preocupación que no era una simple ilusión, ya que hubo muchos momentos en que la guerra pudo haberse desatado. En ese contexto, la idea de producir un tanque propio, que reemplazara a los que otras naciones posiblemente no le venderían a la Argentina durante un hipotético conflicto, no era nada descabellada.



Historia del desarrollo

En 1973, el Estado Mayor General del Ejército ordenó el desarrollo de un nuevo tanque medio que reemplazara a los ya totalmente obsoletos M4 Shermans y Sherman Firefly de la Segunda Guerra Mundial, además de un VCI que reemplazara a los semiorugas M9.

Los requerimientos para el tanque eran: llevar un cañón de 105 o 120 mm, además de un sistema de control de tiro y visión nocturna de última generación, no pesar más de 35 toneladas, además de tener una velocidad máxima de 80 kilómetros y un alcance en carretera de 500 kilómetros, usando solamente el combustible interno.

La principal ventaja de todo armamento nacional es que, al estar pensado por y para un escenario y plan estratégico conocido, el comprador obtiene un producto mucho más adecuado que uno pensado para otro teatro de operaciones. Es por eso que en el diseño del TAM se tomaron en cuenta detalles como la geografía argentina, la infraestructura vial, las condiciones del suelo, etc. En este sentido, el TAM se perfiló desde siempre como un tanque muy diferente al resto de los del mundo, ya que satisfacía necesidades diferentes. Las enormes extensiones del país requerían de un tanque con gran alcance, además de una gran velocidad y un escaso peso, debido a la infraestructura vial poco desarrollada de la región. El blindaje escaso no solamente era algo que otros proyectos tenían en mente en esa época; los otros países de la región no tenían tanques de última generación así que no era necesario oponerles un vehículo escesivamente blindado, que además podía estar fuera de las capacidades industriales inmediatas.



Como los ingenieros argentinos no tenían mucha experiencia en este tipo de diseños, el mismo año de 1973 el proyecto para el TAM fue ofrecido a empresas alemanas y francesas. Fue así como se evaluaron el Leopard I y el AMX-30, dos de los mejores tanques del momento, que compartían su diseño poco blindado y ligero. Se pensaba fabricar el vehículo en Argentina, totalmente o al menos gran parte. Además de estos dos candidatos, Estados Unidos envió un M60A1 para ser evaluado; sin embargo, este vehículo no cumplía los requerimientos: estaba pensado para otros teatros de operaciones y situaciones de combate, y era muy pesado y lento para las especificaciones establecidas.



Igualmente, la empresa alemana Thyssen Henschel presentó una versión del Marder, que podía ser adoptado como tanque y como VCI. Finalmente, para ahorrar tiempo, y dado que empezar de cero un proyecto tan innovador en esa parte del mundo era muy difícil, se contrataron los servicios de esta empresa. En este caso, lo que se contrató específicamente fue el transpaso de tecnologías, lo que significa que de alguna manera el gobierno argentino pagó por conseguir la experiencia acumulada por la empresa en materia de diseño y construcción de blindados. De esta manera, el proyecto seguía siendo mayoritariamente, aunque se notaban influencias extranjeras. Dadas las prisas en el desarrollo, se decidió también adoptar conjuntos de piezas ya utilizadas previamente en vehículos probados. El ejemplo más claro es el chasis del TAM, que es en realidad el del vehículo acorazado Marder.

Finalmente, en enero de 1977 se presentaron los dos prototipos, que fueron sometidos a duras pruebas para demostrar sus capacidades. Estas pruebas fueron llevadas a cabo por personal del Ejército Argentino. Los vehículos fueron castigados en todos los ambientes de combate posibles en el territorio nacional, desde las selvas tropicales del norte, lindantes con Brasil, los altos desiertos del Noroeste, las altas montañas del Este y Noroeste, en los Andes, a 6.000 sobre el nivel del mar, la pampa del Centro y el Este, y los ambientes semidesérticos de la Patagonia, al Sur. Los ensayos fueron cumplidos perfectamente y al año siguiente, la Fábrica Militar de Río Tercero comenzó la producción del primer lote de seis vehículos de pre-serie. Los planes incluían producir unos 252 TAM y 316 vehículos en versión VCI, y comenzaron apenas la fábrica estuvo terminada.

El diseño

Una de las características más llamativas del TAM es que tiene su motor montado en la parte delantera, al igual que el conocido tanque israelí Merkava. Esto ayuda a aumentar la protección de la tripulación. Otra de las características que llama la atención sobre el TAM es su poco peso, de unas 30 toneladas (aunque a veces se dice erróneamente que es de 40). Esto se debe a su escaso blindaje.

A pesar de su diseño nacional, se notan algunas influencias alemanas en el diseño. Además del chasis idéntico del Marder, que en realidad es un TAP especializado para ingenieros y no el de un tanque, el mantelete del cañón es parecido al del tanque alemán Leopard 1. Por otra parte, existe un sistema de conducción subacuática que es similar al usado por el Leopard 1 y Leopard 2, que consiste en un snorkel de tres piezas.

Movilidad y planta motriz

Gracias a su escaso peso, el TAM goza de una excelente movilidad, caracterizada por su baja preción sobre el suelo, de 0,77 kg/cm2. La relación potencia/peso es de 17,65 kw/tm. Su diseño le permite cruzar vados de 1,40 metros, utilizando un sistema hidráulico de vadeo para los cursos de hasta 2,5 metros de profundidad. Para el cruce de corrientes de agua de hasta 4 metros, se debe hacer uso del snorkel anteriormente mencionado, que se ajusta en la cúpula del jefe del tanque, en la torre.

El motor es fácilmente accesible gracias a una gran compuerta, que permite que todo el motor pueda ser sacado entero y reemplazado en unos 20 minutos aproximadamente, un tiempo muy bajo y comparable a los mejores tanques del mundo. Esto hace que, en manos de tripulaciones entrenadas y mecánicos capaces, los vehículos puedan tener un excelente nivel de disponibilidad operacional, incluso en tiempos de guerra.

Al igual que todos los tanques ideados para actuar en grandes teatros de operaciones, el TAM tiene un dispositivo en la parte posterior, que le permite montar dos depósitos auxiliares de combustible, de 200 litros cada uno, aumentando así su autonomía.

Todos los sistemas asociados al motor, como la transmisión, el mismo motor, los equipos hidráulicos, eléctricos y electrónicos, tienen un dispositivo de chequeo, que indica a la tripulación cuando algo está fallando. Los sistemas de frenado están pensados para ser exigidos mucho, logrando una desaceleración máxima de 5 metros por segundo gracias a los frenos de disco.

La transmisión HSWL-194 está fabricada por Renk, la misma empresa que hace las transmisiones para el Leopard 2, y le permite al TAM una conducción fácil incluso en los trayectos más difíciles, sin forzar el motor.

Finalmente, el tren de rodadura consiste en 6 brazos oscilantes a cada lado, apoyados sobre barras de torsión de gran diámetro, pensadas para absorver lo más posible de los cabeceos. Hay cuatro amortiguadores hidráulicos sobre los que se apoyan las dos ruedas delanteras y las dos traseras de cada lado. Hay 6 ruedas dobles de apoyo de aluminio con bandas de goma, y tres rodillos de retorno, mientras que las ruedas tensoras están en la parte trasera. Las cadenas, de 45 centímetros de ancho, también son fabricadas en el país, y sirven para el barro y la nieve.

Blindaje

Aparentemente los diseñadores buscaban movilidad, y no demasiada protección. Por eso pensaron tanto en un blindaje no demasiado grueso, y también en lograr que la silueta del tanque no fuera demasiado alta. Cuanto menos blindaje lleve un vehículo, más rápido podrá ser; por otra parte, un motor potente y una suspensión y transmisión muy pesadas estaban posiblemente fuera del alcance de la logística de la época, y ni hablar del poder adquisitivo del Estado.

La concepción del TAM hizo necesario un blindaje relativamente delgado; el chasis no podía soportar el peso de varias decenas de toneladas. Sin embargo, se pensaron diversos conceptos para paliar en cierta medida esta deficiencia. Por una parte, se trató de maximizar la velocidad, agilidad y potencia de fuego del tanque, además de darle una silueta baja. Se hizo todo lo posible para usar las planchas de blindaje en ángulos lo más inclinados posibles, para disminuir la eficacia de los proyectiles perforantes. Finalmente, teniendo en cuenta los informes que indican que la mitad de los disparos en combate alcanzan a los tanques en el tercio más alto, se prestó especial atención al blindaje de la torre, sobre todo a su parte delantera, que está más protegida que el chasis.

El TAM no hace uso de un blindaje sofisticado, algo que estaba fuera del alcance del proyecto. El acero utilizado es de fabricación nacional, producido en la planta Altos Hornos Zapla. El blindaje del TAM no puede hacerle frente a los mejores tanques del mundo; sin embargo esto no es un defecto: fue pensado así porque en ese momento sus teóricos oponentes no tenía tampoco un blindaje demasiado grueso que enfrentar. Solamente puede dar protección contra proyectiles de bajo calibre, como 20, 30 mm o un poco más. En este sentido hay que tener en cuenta que existía un proyecto llamado TAP (Tanque Argentino Pesado) que además de llevar un cañón más grande aparentemente tenía que llevar mejor blindaje y complementar al TAM. Sin embargo este proyecto no pasó de ser una idea y nunca se llevó a la práctica.

Finalmente, hay que decir que la disposición delantera del motor ayuda también a mantener viva a la tripulación.

Armamento

Las primeras unidades del TAM estaban equipadas con una versión localmente producida del famoso cañón L7A3. Sin embargo, los siguientes TAM fueron armados con un cañón Rheinmetall LTA2, que equipa la mayoría de las unidades. Posteriormente, para los últimos modelos, se adoptó una versión modificada del cañón francés CN-105-57, producida localmente por la Fábrica Militar de Río Tercero, en la provincia de Córdoba.

Además, el TAM posee una ametralladora coaxial al cañón y otra más en la torre, dispuesta para funcionar como antiaérea. Ambas son de calibre 7,62 mm.
Fabricación

El gobierno argentino creó una empresa estatal para que se encargara de todo el proyecto, llamada TAM Sociedad del Estado, con sede en la ciudad de Buenos Aires. La planta de fabricación tenía material de tecnología punta para hacer frente a todas las demandas que se presentaran, además de 15.000 metros cuadrados de instalaciones.

Las partes del TAM son casi todas de origen nacional, a excepción del motor, la transmisión y el sistema de control de tiro, que por su sofisticación debieron ser adquiridos en el extranjero. Sin embargo, el blindaje, las instalaciones eléctricas, el cañón, el armamento, los sistemas de comunicación y todo lo demás son producidos por empresas estatales o privadas, que participaron en el proyecto bajo la coordinación del gobierno. Esta experiencia se utilizó para crear otros tipos de vehículos acorazados para diversos propósitos, ya fueran simples prototipos o vehículos de serie.

Exportaciones

El TAM, a pesar de ser un buen diseño, no pudo ser exportado, dado la inestable y poco firme política exterior argentina durante muchos años. Los clientes potenciales fueron todos espantados por presiones internacionales, que otros países más firmes hubieran evitado.

Así sucedió con Irán e Irak en 1986, que en el marco de su guerra necesitaban vehículos acorazados nuevos. Brasil vendió fortunas en vehículos ligeros a Irak, entonces apoyado por EEUU. Pero el pedido de 1.000 TAM para Irán y de 400 para Irak no fue respondido en ninguno de los dos casos. EEUU presionó para que no se vendieran a Irán, y Alemania presionó para que no se le vendieran a Irak. De todas maneras, corren rumores de que el TAM sí fue vendido, de manera "ilegal" (es decir, con el acuerdo del gobierno argentino, pero de manera encubierta), a Irán. Estos rumores, sin embargo, nunca han podido ser confirmados y su veracidad está muy discutida.

Los clientes regionales, otra de las fuentes potenciales de pedidos, tampoco tuvieron mejor suerte. En 1987 Perú pidió 40 TAM y 46 versiones del VCI, pero los dos pedidos fueron cancelados por problemas económicos. Igualmente, tres años después, Ecuador realizó una competencia para decidir qué tanque usarían sus FFAA. El TAM le ganó al Sk-105A2 y a las versiones modernizadas del AMX-13/105, pero igualmente el pedido no se hizo, o fue cancelado.
Actualizaciones y mejoras

Hace unos años el Ejército Argentino comenzó un programa tendiente a mejorar las capacidades de adquicisión de blancos del TAM, que comprende principalmente la instalación de un sistema de visión por infrarrojos montado en la parte externa de la torre, a la derecha del cañón, en una caja blindada especialmente diseñada. Según se sabe, no se piensa reconvertir todos los TAM sino un determinado porcentaje.

Esto no hace más que poner en evidencia la poca capacidad de ampliación del diseño, que fue bueno en su época pero que necesita un reemplazo. Por un lado, la idea de un tanque armado con un cañón de 105 mm se va mostrando obsoleta: aunque adecuada en su momento, ningún tanque de primera línea monta ya este calibre. Por otra parte, el TAM no puede expandirse tampoco en protección ni en otros aspectos.

El uso del casco de un VCI como el Marder, aunque apropiado para abaratar los costos, pudo haber sido el indicado, pero ahora no permite ni incorporar un cañón más pesado (que casi con seguridad podría sobrecargar la suspensión y otros elementos motrices) ni tampoco el uso de blindaje añadido. Según se sabe, se intentó mejorar la protección del TAM utilizando blindaje reactivo, pero incluso esto resultó imposible. Cualquier intento de añadir otro tipo de blindaje sobrecargaría el casco.

La actualización del TAM, sin embargo, está sucediendo de manera curiosamente lenta. Esto puede deberse a la crónica falta de presupuesto, pero también hace pensar si las autoridades argentinas no estarán comenzando a pensar en su reemplazo y prefieren no gastar tanto dinero de una sola vez en un diseño que ya está desfasado.

Especificaciones técnicas TAM

Tripulantes:
4

Armamento:
1 cañón de x 105 mm, 1 ametralladora coaxial de 7,62 mm y una antiaérea de 7,62 mm, además de 2 grupos de 4 lanzagranadas de humo.

Munición:
50 disparos de 105 mm y 6.000 de 7,62 mm

Largo con el cañón hacia adelante:
8,23 m

Largo del casco:
6,775 m

Ancho:
3,29 m

Altura:
2,43 m

Relación potencia/peso:
24,27 hp / tonelada

Luz sobre el suelo:
0,45 m

Peso en orden de combate:
30.500 kg

Peso vacío):
28.000 kg

Motor:
MIU MB 833 Ka 500, diesel de 6 cilindros, supercargado, que desarrolla 720 hp a 2.200 rpm

Velocidad máxima en carretera:
75 km/h

Alcance máximo en carretera:
550 km
Alcance másximo con tanques auxiliares:
940 km
Capacidad de combustible: 640 litros
Vadeo: 1,5 m
Vadeo con preparación: 2,25 m
Vadeo con snorkel: 4 m
Obstáculo vertical: 1 m
Zanja: 2,5 m
Gradiente: 60 %
Gradiente lateral: 30 %

NBQ

VEHICULO MULTIPROPOSITO ÑANDU



El Ñandú, vehículo multipropósito para el Ejército
Entre 1943 y 1945 el Ingeniero Martín Reuter, oficial de reserva, construye dos prototipos de vehículos todo terreno semejante al concepto del Jeep. Se trataba de un blindado denominado Nahuel y un modelo con tracción integral Ñandú. Los prototipos se construyeron en los talleres del Arsenal Esteban De Luca de la ciudad de Buenos Aires. En esos tiempos no se contaba con literatura ni elementos standard para elaborar el sistema de doble tracción, se pensó en la tracción delantera de Citroën y DKW, decidiéndose por esta última, por ser mas factible la fabricación en el país de las juntas homocinéticas Jung. La caja de cambios fue diseñada por Reuter, teniendo en la parte superior 3 velocidades y en la parte inferior alta y baja, con una salida para cada diferencial. El chasis consistía en dos perfiles rectilíneos de sección U, unidos por travesaños soldados. El motor fue construido totalmente en el país, en las Fundiciones Santini, el cigüeñal se realizó a partir de un trozo de acero Siemens Martin torneado. El prototipo fue probado el 11 de septiembre de 1945.
En 1946 a través del Coronel Oscar Silva se le acerca el proyecto al Presidente del Banco central Miguel Miranda y al Presidente Juan Domingo Perón para evaluar su posible producción seriada destinada a equipar al Ejército Argentino.
A tal efecto se realizan las pruebas correspondientes y según un informe de ensayos realizado por la Escuela de Tropas Mecánicas del Regimiento con asiento en Entre Ríos el vehículo reunía las siguientes características:
“El motor es de seis cilindros con camisas húmedas intercambiables y tiene una potencia de 90 HP. El vehículo posee tracción y suspensión independiente en las cuatro ruedas. La carrocería de chapa posee dos asientos enterizos con capacidad para cinco personas con un pequeño baúl de carga atrás”.
Se produjeron en total cuatro prototipos que quedaron a disposición de la Dirección General de Fabricaciones Militares para proseguir con los ensayos y evaluación con vistas a iniciar su producción. Finalmente, la fabricación quedó descartada por razones de costo ya que en ese momento era más económico importar el Jeep Willys a 700 dólares que producir localmente un vehículo similar














Comienzo Fabricación: 1943
Término de Fabricación: 1943
Origen: Argentina
Denominación Original: Ñandú
Carrocería: Jeep Sobre Bastidor
Motor: Construcción Nacional
Ciclo: 4 tiempos
Ubicación: Delantero Longit, árbol de levas lat. válvulas laterales
Cilindrada (cm3): 3.733
Número de Cilindros: 6
Diámetro x Carrera (mm): 89 x 100
Relación de Compresión:
Potencia (CV): 76
Régimen (r.p.m):
Par Motor (mKg):
Régimen (r.p.m):



Tracción: 4 x 4 Permanente
Refrigeración: Agua
Combustible: Nafta común
Sistema de Combustible: Carburador
Velocidades: 3 (Alta y Baja)
Relación Final:
Capacidad Combustible (litros):
Peso Vacio (Kg):
Largo (mm):
Ancho (mm):
Alto (mm):
Distancia entre Ejes (mm):
Trocha Delantera (mm):
Trocha Trasera (mm):
Frenos (Delanteros / Traseros): Tambor - Tambor
Dirección:
Suspensión Delantera: Eje rígido, elásticos longitudinales
Suspensión Trasera: Eje rígido, elásticos longitudinales
Neumáticos:
Generador Eléctrico: Dínamo 6V
Detalle: Unidades fabricadas para el Ejercito Argentino



Cantidad: 4 unidades



El siguiente texto es un reportaje aparecido en la revista "Road Test en su número 35

El Ejercito Argentino autorizó a la Dirección de Materiales a iniciar el estudio y construcción de prototipos para equipar a la fuerza (el Nahuel, blindado y el Ñandú 4x4). El primer vehículo desarrollado se denominó Ñandú, ubicado dentro de la categoría todo terreno. El proyecto y construcción estuvo a cargo del Ingeniero Martín Reuter, (oficial de reserva) llevando a cabo los trabajos en los talleres del Arsenal Esteban De Luca de la ciudad de Buenos Aires. En esos tiempos no se contaba con literatura ni elementos standard para elaborar el sistema de doble tracción, se pensó en la tracción delantera de Citroën y DKW, decidiéndose por esta última, por ser mas factible la fabricación en el país de las juntas homocinéticas Jung. La caja de cambios fue diseñada por Reuter, teniendo en la parte superior 3 velocidades y en la parte inferior alta y baja, con una salida para cada diferencial. El chasis consistía en dos perfiles rectilíneos de sección U, unidos por travesaños soldados. El motor fue construido totalmente en el país, en las Fundiciones Santini, el cigüeñal se realizó a partir de un trozo de acero Siemens Martin torneado. El prototipo fue probado el 11 de septiembre de 1945.En 1946 se pide autorización al Ministerio de Economía para producirlo en serie, pero no se autorizó diciendo que su construcción era muy cara ya que Argentina estaba recibiendo Jeep Willys desde Bélgica a 700 dólares. Se fabricaron 4 prototipos, el primero fue llevado a un museo de algún cuartel, perdiéndose el rastro, a los otros 3 los subastó el Banco Municipal, comprando uno el Ingeniero Reuter, quien luego se lo obsequió a un colaborador el señor Victorino (quien había realizado el trabajo de chapa). El vehículo fue adquirido por Claudio Pizzico, reconstruyéndolo luego de un año de trabajo

TANQUE ARGENTINO NAHUEL DL-43




-Orgullo de la industria Militar Argentina-



El Tanque NAHUEL DL 43 fue un ingenioso diseño de tanque mediano totalmente fabricado en el país en el año 1943. Este vehículo fue proyectado, diseñado y construido bajo la dirección del Teniente Coronel Alfredo Baisi, quien se desempeñaba como director del Arsenal Esteban de Luca.

Cuando se encargó a su creador el desarrollo de un tanque argentino del orden de las 35 toneladas, era muy difícil de suponer que exactamente cuarenta y cinco días más tarde estaría confeccionada en madera la primera maqueta, escala 1:1. Dos meses más tarde, el primer prototipo real ya circulaba dentro del Arsenal Esteban de Luca, donde fue presentado a las autoridades nacionales. Como la Argentina de esa época no era una nación industrializada y “Fabricaciones Militares” había sido creada solamente un año antes, no había ninguna fábrica en condiciones de producir y montar totalmente un vehículo blindado. Por ello, para la construcción del Nahuel, debieron colaborar 80 establecimientos industriales, tanto militares como civiles. Entre ellos se contaban YPF, Ferrocarriles Argentinos, el laboratorio de blindaje de barcos de la Marina y el taller de motores de la Fábrica Militar de Aviones, entre otros.
Dos días antes que en las playas de Normandía tuviera lugar la operación de desembarco más importante de toda la historia, se presentaban en Buenos Aires los primeros dos prototipos del Nahuel. Esto se llevó a cabo el 04 de junio de 1944, en oportunidad de realizarse la “Muestra de la Obra de la Revolución”. Ambos tanques Nahuel dieron por inaugurada la exposición disparando sus cañones, sor-prendiendo al público presente. En esa oportunidad, los tanques no tenían aún colocado el motor, ya que los mismos se encontraban en el Arsenal Esteban de Luca para ser probados y adaptarse al sistema de transmisión.

Nadie hubiera imaginado que solamente dos meses después de esta exposición, los 10 primeros Nahuel pasarían desfilando por la Avenida del Libertador con motivo de conmemorarse un nuevo aniversario de la proclamación de la Independencia.

La similitud de sus líneas hacen que éste sea vea similar al M4 “Sherman”, de origen americano. Esto generalizó la creencia popular de que este vehículo era una copia del M4. Si bien el tanque americano había servido como inspirador del Nahuel, éste era un diseño innovador y auténticamente nacional.
Por similitud al M 4, estaba armado con un cañón de 75 mm, como arma principal. Aunque el modelo original poseyó un cañón marca Krupp L/30, de 75 mm, luego éste fue cambiado por un Bofors de 7,5 cm, de mayor velocidad inicial y mejor acción antitanque. La ametralladora coaxial era calibre 12,7 mm y poseía, además, otras tres ametralladoras Madsen de 7,62 mm., montadas en la parte frontal de la batea. Su tripulación era de 5 hombres, aunque en las últimas versiones se anularon las ametralladoras frontales y se redujo a solamente cuatro.

Sus características técnicas eran las siguientes:

Peso 35 Ton

Motor FMA Lorraine-Dietrich 12 EB, 12 cilindros en V, 500 HP, refrigerado a agua.

Velocidad 40 Km/h

Autonomía 250 Km

Largo 6,22 m

Ancho 2,33 m

Alto 2,95 m

Blindaje Máximo 80 mm / Mínimo 25 mm

Armamento 1 Cañón 75 mm, Ametralladora Coaxial de 12,7 mm y 3 Ametralladora de 7,62 mm

Fábrica Arsenal Esteban de Luca, Pcia de Buenos Aires

Los vehículos Nahuel habían sido pintados de color marrón terroso oliva y a ambos costados de la torre tenían pintada la escarapela azul y blanca. En la parte delantera de la batea, a la altura de la primera rueda de apoyo, tenían la sigla “D.L. 43” y, un poco más atrás, la colorida figura de un tigre efectuando un salto.

Entre los avances tecnológicos de este blindado figuran: el acero especial y de muy buena calidad de su blindaje, además de su pronunciado ángulo de incidencia frontal. Otra innovación técnica, solamente igualada en la época por el tanque ruso T–34, era que la torre había sido fundida en una sola pieza. Ésta poseía un motor auxiliar que le permitía su giro en los 360 grados. El motor del Nahuel, de procedencia original francesa, había sido construido en la Fábrica Militar de Aviones.

La distribución interior era la que sigue: el conductor y el encargado de la ametralladora tenían su ubicación en la parte delantera de la batea. El segundo era, también, operador de radio. En el compartimiento de combate se ubicaba el jefe de tanque, el apuntador de cañón y el cargador. Este lugar tenía otros adelantos tecnológicos de vanguardia: poseía calefacción, extractor de gases, ventilación y comunicación interna por circuitos fonoeléctricos. Tenía también armas de mano para la autodefensa de la tripulación, como pistolas Ballester Molina y ametralladoras Halcón, todas ellas de fabricación nacional. El equipo de comunicaciones había sido diseñado según los modelos Telefunken, de origen alemán y habían sido construidos por la Fábrica Militar de Material de Comunicaciones.

La historia de esta ilusión tiene un triste final: terminada la segunda guerra mundial, y habiéndose fabricado ya 16 vehículos Nahuel, los países vencedores de la contienda decidieron desprenderse del material bélico sobrante. Es por ello que el armamento excedente, donde se incluía también todo el material rodante, se comenzó a vender a la irrisoria suma de 20 centavos de dólar (canjeable por productos de tipo agropecuario) por kilo de material bélico, cualquiera fuera. Es así que el proyecto Nahuel fue dejado de lado para ser reemplazado por los M4 Sherman americanos y el “Firefly” de origen inglés (similar al M4 pero con cañón de 76,2 mm). Así se abandonó este proyecto auténticamente nacional y ya reconocido por la prensa del mundo entero. De los 16 vehículos originales quedaban en la fuerza, en el año 1950, aún trece vehículos. Todos ellos fueron dados de baja para los años ´60 y su triste final lo encontraron en los desarmaderos de la provincia de Buenos Aires, vendidos como chatarra.

jueves, 9 de julio de 2009

El Programa Misilístico Argentino Cóndor





El Programa Misilístico Argentino Cóndor
Todo parece haber sido olvidado.- Como confirmación de lo absolutamente desacertado de haber accedido a las peticiones internacionales para desactivar el proyecto (y algo más...), años después ha quedado en claro que Argentina no sólo no ha avanzado nada gracias a la decisión de desmantelar el Cóndor II, sino que gracias a Menem y a sus socios, nuestro país ha retrocedido AÑOS en el desarrollo aeroespacial.- Y si no me cree o ha oído las "explicaciones" del propio Menem o de sus secuaces Cavallo &cía., acuerdese de algo: como decimos en el campo, si a un negocio hay que explicarlo mucho... es porque tiene algo turbio.-

Todas las fotografías: Guillermo Descalzo, salvo indicación en contrario; dibujos de G. Descalzo y Jorge Navesnik
Estimado Lector: las imágenes y textos de esta página han sido copiados hasta el hartazgo; he visto estas fotos en periódicos argentinos y europeos, en páginas de internet, en noticieros... lo cual me enorgullece, sin duda.- Lo lamentable es que casi NUNCA se agradece el trabajo de investigación que es necesario realizar para reunir este material.- Por eso, todas las imágenes que agregaré en esta sección a partir de enero de 2009 tendrán inscripto como "marca de agua" el URL de esta web ("www.gdescalzo.com.ar").- Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-




Modelo en semiescala del misil Condor II




A continuación presento humildemente algún material con respecto al Proyecto Cóndor II.-

SI ALGUIEN POSEE ALGUNA INFORMACIÓN MÁS SOBRE EL PROYECTO CONDOR, AGRADECERÉ SU ENVÍO PARA LA PUBLICACIÓN EN ESTAS PÁGINAS.-

¿Le interesan los temas relacionados con la cohetería? suscríbase al mejor foro de cohetería de habla hispana, haga click aquí







La Dirección General de Desarrollos Espaciales fue el organismo dependiente de la Fuerza Aérea Argentina que tuvo a su cargo el desarrollo del Proyecto Cóndor.- Haciendo click aquí se puede observar su emblema en mayor tamaño y con más detalle, así como el croquis-figura que se muestra más arriba.- Este y otros elementos que figuran en esta página formaban parte del material entregado al público en una exposición desarrollada en el año 1987 en el centro de Exposiciones de Palermo por los de los ingenieros que desarrollaron el proyecto y quienes explicaban personalmente a cada visitante todo el desarrollo hasta ese momento.- Cabe aclarar que en esa época el proyecto no había sido calificado todavía de máximo secreto como lo fue posteriormente.- En esa exposición también había una maqueta tamaño natural del CONDOR I, y del Alacrán, entre otras cosas muy interesantes, así como detalles del desarrollo actual y futuro (a 1987).-

Detalles y datos técnicos del Cóndor I:

Esquema del Condor I, por Jorge Navesnik
Longitud aproximada: 8 metros.-

Diámetro máximo del fuselaje: 0,80 metros

Etapas: Una.-

Combustible: sólido, realizado en "composites", empleando aluminio como combustible, óxido de hierro como acelerador de combustión, perclorato de amonio como oxidante, y HTPB (Hidroxil Terminated Poly Butadiene) como "binder", es decir como una unión de todo lo anterior, siendo a la vez combustible.- Esta formulación también incluía pequeños porcentajes de negro de humo como opacificante óptico y otros compuestos usados como emulsionantes, plastificantes de la mezcla, desgasificadores, etc.- Este combustible es muy similar al utilizado en los boosters Thiokol del Space Shuttle y se fabricaba en la planta de Falda del Carmen.

Poseía una tobera fija, confeccionada en materiales compuestos (probablemente resina epoxy-trioxido de molibdeno, ver fotografía de más abajo).-

Ojiva confeccionada en resina epoxy.-

Sistema de dirección: inercial-aerodinamico, por medio de aletas; esto significa que este cohete sólo realizaba un vuelo estable en forma vertical o dependiente del angulo de lanzamiento.-

No poseía ningún sistema inteligente de guiado.


El Cóndor I estaba destinado fundamentalmente al desarrollo de un motor cohete, y utilizar eventualmente este cohete para investigaciones atmosféricas, con un apogeo de 300 km y una carga de pago de alrededor de 400-500 kg.

Los primeros ensayos estáticos del motor se realizaron -aparentemente- a mediados de 1983, y se tenía planeado lanzar el primer Condor I hacia fines de 1985, cosa que nunca ocurrio.-


Misil "Condor I" en Córdoba, Argentina, con ojiva cónica recubierta en aluminio y fibra de vidrio. Ver la persona de pie al fondo, casi detrás del misil, para dar una idea de su enorme tamaño. En la punta de la ojiva se nota la falta de la punta de acero inoxidable que se utiliza como sumidero de calor por efecto de rozamiento cinemático.


Parte de la instrumentación electrónica en el interior de un misil Cóndor I, vista desde la cola hacia la ojiva. Entre otras cosas, se aprecian montajes que probablemente estuvieran destinados a los sistemas de control inercial. También se aprecia el divisor de señal para las cuatro antenas exteriores.




Detalles del Alacrán (Condor I-A III):
La segunda etapa del proyecto consistió en el desarrollo del CONDOR II, pero previamente para poder probar la tecnología en vuelo, desarrollaron el Alacrán (cuyo nombre código era Condor I-A III), de 6,50 mts. de largo por 0,56 mts. de diametro; este vector podría portar una carga util de 250 kg., y tendría un alcance de 115 Km.- La ojiva de materiales compuestos del Alacrán podía llevar una cabeza de guerra compuesta por una bomba de racimo, conteniendo 1000 granadas CAM-1, con un radio de dispersión de 2 manzanas. Al ser un cohete sin control de actitud, el hecho de colocar en su cabeza de combate este tipo de armas brinda la posibilidad de hacer blanco con algún grado de efectividad.-

Este misil tenía el mismo tipo de combustible y características de construcción del Condor I, pero en realidad era un misil táctico de artilleria; muchas veces en algunos artículos periodísticos se lo comparó - en mi criterio, MUY erróneamente - con el pequeño sistema chileno de lanzadores cohetes Rayo, una especie de Katiushka (el famoso órgano de Stalin de la Segunda Guerra Mundial) con sólo 52 Km de alcance, cuando en realidad el Alacrán es un exponente de artillería de mucho mayor poder y alcance.- El Rayo es un sistema apenas comparable con el lanzador CP-30 de CITEFA para el Ejército Argentino, que puede lanzar cohetes de 127 mm o los conocidos 'Pampero', con unos 30 Km de alcance.- A diferencia del Alacrán, el sistema chileno de cohetes Rayo se comenzó a desarrollar cuando ya era evidente el atraso tecnológico del concepto del cohete como artillería de tubo frente al misil guiado; ni siquiera el ejército chileno estuvo interesado en adquirir su propio producto, en el que trabajó durante quince años y que le costó entre 60 y 100 millones de dólares.- Comentario: es difícil entender cómo un gobierno puede gastar esas fortunas (y de modo tan desprolijo que ni siquiera saben si son 60 o 100 millones!!!) en desarrollar un sistema de cohetes tan anticuado como el Rayo, pero este artículo del prestigioso diario chileno La Nación (del domingo 17 de agosto de 2003, "No hay compradores para el cohete Rayo desarrollado por Famae - El fiasco más caro del Ejército", por Raúl Sohr) aclara un poco las cosas: ese gran patriota chileno y buen vecino de los argentinos llamado Augusto Pinochet Ugarte se asoció con empresas estatales de Inglaterra para hacerlo; para esto firmó un acuerdo para la fabricación del Rayo con la empresa británica 'Royal Ordnance' (literalmente 'Arsenales Reales')- Es probable que el Rayo haya sido la obsesión económicamente más cara de Pinochet, quien -aún ya no siendo presidente- viajó personalmente seis veces a la Gran Bretaña para supevisarlo... o quizá para otras cosas, como cobrar algunos dinerillos; no olvidemos que se ha comprobado en juicio que -además de asesino- ese tal Pinochet fue un importante ladrón y coimero.- En uno de esos viajes se quedó en Inglaterra unos dos años, y fue allí cuando el juez español Garzón lo acusó de asesino, ladrón y torturador y el gobierno inglés lo protegió porque -según todos ellos- Pinochet estaba tan mal de salud que ni podía moverse... pero ni bien llegó a Chile y lo bajaron de su avión en una silla de ruedas, el señor se levantó y salió caminando y saludando a sus admiradores.- Un verdadero impresentable, indefendible, ladrón, corrupto, asesino, torturador, traidor a sus hermanos continentales... y cobarde, porque murió sin tener el valor de al menos enfrentar los cargos que se le efectuaron. Antes prefirió hacerse el enfermo, una excusa que ni a un escolar se le permite.




Sistema soviético Katiushka, 1940: el "órgano de Stalin"
Museum of the Great Patriotic War, Kiev, Ukraine, Foto: ChrisO, Wikipedia
Sistema chileno Rayo, 1990, cincuenta años después que el Katiushka
Foto diario "La Nación" de Chile

(Algo es algo: al menos el camión que usan los chilenos es más moderno que el ruso... pero les costó 60 millones de dólares)





El evidente atraso tecnológico del Rayo con respecto a los armamentos contemporáneos explica porqué la inclusión de algún elemento moderno en el arsenal argentino hubiera echado por tierra cualquier pensamiento non sancto de cualquier gobierno chileno por décadas... Una cosa es una batería portátil de pequeños cohetes y otra un enorme cohete que -con poco más- se transformaría en un misil inteligente.-

El Alacrán fue disparado varias veces desde 1988, incluso en una oportunidad por el entonces presidente Carlos Menem desde El Chamical, en La Rioja; y hasta se lo probó con una ojíva con submuniciones como cabeza de guerra.- El campo de pruebas de El Chamical forma parte del mismo sistema geológico que el complejo Serrezuela, un amplísimo descampado situado entre el norte de la provincia de Córdoba (más allá de Cruz del Eje), el sudoeste de la provincia de La Rioja y el oeste de la provincia de Catamarca.- El Ejército Argentino posee un importante polígono de tiro en Serrezuela, donde -por su extensión- es perfectamente posible probar sistemas de artillería en tiro oblícuo con flechas de varios kilómetros de altura.- Estas características convierten a este complejo geológico-geográfico Chamical-Serezuela en un sitio excelente para ña investicación aeroespacial.-

En cuanto al "Alacrán", en varias publicaciones dedicadas a temas de defensa se puede leer que "...se cree o estima que el "Alacrán" podría haber medido unos seis metros con un diámetro de unos 60 cm, con cuatro aletas en su base y guiado inercial, con una masa al despegue de alrededor de 1600 Kg y una cabeza de combate de 400-500 Kg."

Bueno, señores editores, no crean ni estimen nada más, esto es real: acá lo tienen, en la imágen de la izquierda estoy de pie al lado de un verdadero misil "Alacrán" argentino.

En un articulo de la revista Aeroespacio de Ene-Feb de 1990 acerca de la Fuerza Aérea y de los sistemas de armas en investigación en aquella epoca, se habla de la ojiva de materiales compuestos del Alacrán y de la cabeza de guerra descripta más arriba ( bomba de racimo con granadas).- En el texto se explica que se presentaba el cohete suelo-suelo VT-561 (ex-Alacrán), bajo el nombre de proyecto FAS-320.- Especificaba que el peso total es de 1532 Kg., con una carga de 400 Kg., que al final de la combustion pesa 788 Kg. (o sea que llevaba 744 Kg. de propelente) y que posee un alcance horizontal de 120 con un apogeo de 40 Km.- En términos de potencial equipo de combate, equivaldría a la mitad de la legendaria V2 de la Segunda Guerra Mundial.



Además de las fotos de museo, este es el misil ALACRAN en la práctica:

Misil Alacrán, en preparación en El Chamical, La Rioja, Argentina

Fotografía de
R.Maggi

Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-


Técnicos civiles argentinos preparan un Misil Alacrán para su lanzamiento en El Chamical

Fotografía de
R.Maggi

Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-


En el plan original de la Fuerza Aérea Argentina ( y todo esto está DOCUMENTADO por escrito), el principal objetivo no era bélico o militar, sino que se trataba de incorporar tecnología, plantas de fabricacion de propelentes y lograr capacidad de satelización propia.- Por supuesto, parte de esas tecnologías derivarían en piezas de artillería pesada o de misilística bélica, pero la finalidad satelital era lo principal.-

He aquí algunas pruebas de esos trabajos:



Cohete Al-Con ("Alacrán - Cóndor")
Si bien en la propuesta de un proveedor alemán (durante el gobierno del Dr. Alfonsín) figuraba la inclusión de una segunda etapa de propelente líquido para ganar tiempo en el plan, esa fue una posibilidad jamás concretada.- Probablemente de este diseño del Al-Con provenga aquella "fábula" del "verdadero" Cóndor II.-

El Al-Con era un cohete sin control de actitud, simplemente dirigido con aletas aerodinámicas.- A lo sumo sería una gran pieza de artillería.-

Como se puede ver, son dos etapas de propelente sólido estándar de 560 y 800 mm, los motores "Sirio II" y "Cóndor I"

Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-

Posible lanzador satelital.-
El único elemento no construído o diseñado en argentina es el ya veterano y comprobado propulsor sólido de inserción satelital Morton Thiokol "STAR-30".- El resto sería tecnología argentina.-

Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-

Posible perfil de misión

Si usted está interesado en utilizar las imágenes originales en su página, en su periódico, noticiero, revista o lo que fuere, por favor pídamelas y se las enviaré por mail sin ningún tipo de marca agregada y con la única condición de mencionar y agradecer las fuentes.-


Pero luego vendría el Cóndor II...



Detalles y datos técnicos del Cóndor II:


Esquema del Condor II, por Jorge Navesnik
En cuanto al CONDOR II, era un vehículo de 2 etapas, con un sistema de control de todo el vector mediante una tobera basculante en cada etapa; poseía además superficies aerodinámicas para el control mediante gas frío del rolido en ambas etapas; contaba con un paquete sensor de control de altitud y con un sistema de control de velocidad final.- Todo esto sería controlado por tres computadoras integradas e intercomunicadas entre si.-

La altura total del cohete sería de unos 16 mts. por 0,80 mts. de diámetro y su carga de pago sería de 500 kg.- Se pronosticaba para el Cóndor II un alcance de 1000 Km, lo cual pondría a la Argentina en una clara vanguardia militar en toda la región.-



Si bien esta era la versión militar del Condor II, también se preveía una versión modificada para la puesta en órbita de pequeños satelites, agregándole al cohete una tercera etapa.- Aparentemente se completaron algunos ejemplares de CONDOR II, pero nunca habría llegado a ser probado en vuelo.- En parte, las dificultades de este programa se comenzaron a plantear por razones de presupuesto durante el gobierno de Raúl Alfonsín, pero se siguió adeñante hasta la llegada de Menem, cuando el fin llegó en base a presiones internacionales.-
En cuanto al Cóndor, gran parte del equipamiento para el desarrollo del cohete (si no todo), fue desmantelado y enviado a USA para su destrucción en el año 1993, según acuerdos firmados entre los gobiernos de ese momento.-

Desde aquella oportunidad no existieron oficialmente mas proyectos de desarrollo de cohetes en Argentina hasta la actualidad, por lo que no se aprovechó el desarrollo tecnológico conseguido, para proyectos con fines pacíficos.-

Vea la página de Jorge Navesnik -Grupo ARTAX- para observar detalles exclusivos de estos y de otros cohetes argentinos




Imágenes y distintivos:



Evidentemente, entre tantas otras cosas que han olvidado nuestros gobernantes en los ultimos años está el concepto básico de los paises que decidieron desarrollar las capacidades espaciales: no es tan importante lo que cuesta entrar en la carrera espacial, sino cuánto nos costará no haber entrado oportunamente.-

Argentina tiene hoy un pequeño programa espacial, con aciertos y fracasos como le ha ocurrido a cualquier país que haya ingresado en esta temática; poseemos una pequeña familia de satélites de aplicación e investigación.- Este plan existe porque los países o empresas que dominan la fabricación de lanzadores venden a Argentina espacio en sus cohetes para lanzar nuestros satelites; de no contar con esta facilidad , nuestro magro programa espacial no existiría.-

Al cancelar el desarrollo de un lanzador propio (al contrario de lo realizado por Brasil, India e Israel, por ejemplo), nuevamente estamos condenados a pagar lo que nos pidan, a esperar lo que sea necesario y a poner en órbita sólo lo que nos permitan otros países.-

Mucho se ha hablado sobre las cuestiones técnicas relativas a si conviene o no desarrollar esas capacidades satelitales y sobre si en realidad se nos permite usar o no las cuotas de espacio disponibles; lo único real es que toda investigación que una Nación NO realice, va a obrar de modo directo y absoluto en contra del bienestar de sus ciudadanos.- Es un GRAVE error creer que todo debe analizarse desde la óptica de si es o no es negocio: hay cosas que se deben hacer por obligación.- Investigar sanamente es una de ellas.-



LA OPINIÓN INTERNACIONAL
El siguiente texto -con mayores o menores variantes- está publicado en inglés en muchísimos sitios de internet situados en servers ubicados en diversas naciones.- Por lo tanto, no importa si refleja o no la opinión de quien ha preparado la presente página web, sino que lo importante es que manifiesta de alguna manera ciertas posiciones internacionales al respecto:

Argentina trabajó -manteniendo diversos niveles de compromiso- con Egipto e Irak en el misil Cóndor II.- La denominación egipcia de ese misil es Badr-2000.-

El Cóndor II era un misil de rango medio, de tipo superficie-superficie (surface-to-surface missile ó SSM); el plan de tareas duró desde 1984 hasta mayo de 1991, cuando el ministro de defensa de ese momento, luego de diversas presiones por parte de gobiernos extranjeros, anunció la cesación del proyecto.- Se conoce muy poco acerca del estado de avance del programa, e Iraq lo habría abandonado en 1988, a medida que avanzaba su propio proyecto misilístico, probablemente con tecnología soviética.-

De acuerdo con buena parte de la prensa argentina, el cohete Cóndor fue probado en marzo de 1989 y cubrió una distancia de 504 kilómetros sobre la Patagonia, pero según otros informes, el primer plan de prueba estaba sólo planeado para 1989, y todo parece indicar que el misil jamás fue probado en vuelo.-

El Cóndor II heredó algunas tecnologías del Cóndor I, un cohete-sonda de una sola etapa y de combustible sólido, con una capacidad y rango de 400 Kg a 100 km, el cual fue fabricado en Argentina a fines de los '70.-

Oficialmente, los sucesivos gobiernos de Argentina siempre informaron que el Proyecto Cóndor II era parte de un programa pacífico destinado a la puesta en órbita de satélites, totalmente alejado de propósitos militares; de todas formas, el proyecto siempre llamó mucho la atención y levantó críticas en el exterior.- Inglaterra siempre estuvo especialmente preocupada debido a que el alcance de 1000 Km que el Cóndor II poseería podría permitir un ataque potencial a las Islas Malvinas desde el continente.- Por su parte, a Israel nunca le pareció una buena idea que las raíces egipcias e iraquíes del proyecto pudieran presagiar su popularización en Medio Oriente.- Israle, en particular, presionó repetidas veces al gobierno argentino para que separe a Egipto del programa y hasta prometió en compensación el envío gratuito de doce aviones Dagger, una compra que había sido embargada en razón de la guerra de las Malvinas.-

En 1993 el gobierno argentino decidió enviar la mayoría de los componentes del secretísmo Proyecto Cóndor II a los Estados Unidos, para su destrucción total.- Esto se efectuó mediante los oficios de España, país que -como viene haciendo desde hace más de 500 años con toda Latinoamérica- colaboró y ayudó a la Argentina en el desmantelamiento de este proyecto, ofreciéndose compo punto de triangulación en el envió de los componentes, herramientas y materiales a EEUU para su total destrucción.-

En marzo de 1995, el entonces ministro de defensa de Argentina dijo que esa nación estaba re-estudiando su programa de cohetería en el contexto de la exploración espacial.- Todos los desarrollos misilísticos, tanto locales como aquellos comprados a terceros países, tendrían lugar dentro de los límites establecidos por los tratados internacionales a los cuales Argentina adhirió en 1991, cuando abandonó el Proyecto Cóndor II.-

Aparentemente, el único misil balístico que podría permanecer hoy en uso en Argentina es el Alacrán, con un alcance y capacidad de 500 kg a 200 km, es decir un producto que militarmente parecería comparable con la vieja V2 nazi, pero con la mucho más moderna tecnología de combustible sólido, lo cual le brinda una vida de silo muchísimo mayor.- En lo personal, no creo que haya ningún Alacrán en estado operativo.-



Entretanto, Iraq continuó trabajando en dos sistemas balísticos de corto alcance, increíblemente autorizados por las Naciones Unidas: el cohete Al-Samoud, de combustible líquido y el misil Ababil-100, de combustible sólido.- El Al-Samoud es una copia en pequeña escala del misil soviético Scud, y el programa de la UN permitió a Bagdad el desarrollo de mejoras tecnológicas que podrían ser aplicadas a misiles balísticos de largo alcance o aún a misiles intercontinentales.- Algunos informes indican que el misil Al-Samoud, tal como está diseñado, es capaz de exceder el rango permitido por la UN de 150 Km, con un rango operacional potencial de unos 180 Km.-



Se cree probable que algún personal argentino y de otras nacionalidades -involucrados en el desarrollo de los vectores Cóndor II ó Badr-2000, los cuales fueron casi totalmente destruídos durante la Guerra del Golfo- estén trabajando en el programa Ababil -100.-

Lo concreto es que aún hoy -julio de 2006- existe en Córdoba un impresionante capital humano: mucha de la gente que trabajó en el Proyecto Cóndor (civiles y militares) aún vive allí y están orgullosos de lo que habían logrado alcanzar.- Aprendamos de ellos.-



A eso se llegó gracias a gente como "el Carlo" Menem (vade retro!!! cruz diablo!!!), gracias a su ministro de economía Domingo Cavallo, un sátrapa impresentable de voz aflautada y medio chiflado que fue funcionario de militares, peronistas y radicales, y al increíble Canciller Di Tella, un tristísimo y también demencial personaje -ya fallecido- creador del famoso concepto de las "relaciones carnales" con los EEUU, un desagradable e insultante concepto en el cual no hace falta preguntarse cual era el papel de connotación sexual que este "señor" Di Tella había reservado para el país del cual él era Ministro de Relaciones Exteriores, la Argentina.-

Bueno, acá en Argentina... ambos fueron ministros del mismo innombrable (cruz diablo!!!) citado más arriba; con funcionarios como ellos resulta increíble que los ciudadanos argentinos todavía tengamos para comer.- Bah, en realidad hemos llegado a que casi el 50% no tenga ni para eso y a que haya miles de personas revolviendo en la basura sólo para comer -y muy mal- luego del último paso de Domingo Cavallo por el gobierno como ministro de economía con superpoderes del triste presidente de la Rua...

La "carrera política" (y bueh... algún nombre hay que ponerle a esto) del ex-ministro de economía Domingo Cavallo es esta:

Director del Banco Central de la República Argentina (1982) durante la dictadura militar 1976-83.
Diputado Nacional justicialista; impulsado por la Fundación Mediterránea, una coalición de empresarios encabezada en su momento por el cordobés Fulvio Pagani. Ese movimiento no tiene nada de criticable en si mismo, ya que quizá esos empresarios hayan pensado -en aquellos momentos- que este hombre podía generar un cambio positivo para nuestra nación.- Muchas veces ocurre que alguien llena muchos de los requisitos que pueden parecer relevantes para alguna misión, pero a la larga ese alguien puede carecer de talento o tener intenciones personales alejadas de lo que parecía encarnar.
Ministro de Economía (1991-1996) durante la presidencia de "el Carlo" Menem (cruz diablo!!!). Promovió (junto a una bizarra satrapía de malhechores) la privatización masiva de empresas del Estado a través de procesos sumamente irregulares que perjudicaron a la economía argentina, dejando en la calle a miles de personas en pos de tener -por ejemplo- mejores teléfonos (¿hacía falta regalar todo sólo para eso?), tal como pregonaba día tras día el hoy felizmente muerto periodista Bernardo Neustadt sin ninguna clase de justificación. Ver Nota sobre Neustadt.
Precandidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Diario Clarín, Miércoles 05.01.2000 = "El senador Jorge Yoma, uno de los operadores de siempre del ex presidente Carlos Menem
Ministro de Economía durante el gobierno de Fernando De La Rúa (2001). Para "balancear" las cuentas públicas, redujo el ya magro salario del sector público. En esa oportunidad, como remate de oro a su carrera política (al menos hasta la última corrección de esta página, 07/02/09 ), "el pelado" produjo lo que probablemente sea uno de los desfalcos / estafas reales y concretas más grandes de la historia de la Humanidad (se le quitó el dinero a muchos ciudadanos honestos para que se lo lleven unos pocos... bancos), con su famoso "corralito" del año 2001. El descontento social generalizado llevó a levantamientos populares contra el gobierno. Hubo más de veinte muertos y tanto de ta Rúa como "el pelado" (junto a todo el gobierno) debieron renunciar.
Entre Abril y Junio de 2002, Cavallo estuvo en prisión por su supuesta participación en la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador durante su gestión en el gobierno de "el Carlo" (cruz diablo!!!).
Tiene un partido político creado en 1997, mediante el cual tiene la caradurez de candidatearse a algo de vez en cuando. Suele obtener al menos dos votos: el suyo y el de su mujer.-
Cuando de tanto en tanto vuelve a la Argentina, la gente lo corre para arrojarle huevos y él no acierta a saber porqué le pasan esas cosas... En el último reportaje que le efectuó la dupla Silvestre - Bonelli terminó yéndose a los portazos porque se consideró ofendido cuando le dijeron que era increíble que tratara de explicar y justificar su "corralito" como algo beneficioso para la ciudadanía, cosa que para ambos periodistas fue un acto inexplicable...

No hace falta entrar en más detalles... Basta oir a Cavallo defender -en algún que otro reportaje que todavía le hace algún periodista- sus increíbles y tornasoladas teorías para notar que es un personaje al que evidentemente le "chifla el burlete", y si bien estuvo en prisión, lo increíble es que no haya sido encerrado en un manicomio.- Pero no, en cambio Cavallo se "gana la vida" dando clases o charlas sobre economía pública en universidades norteamericanas (Univ. de Wharton, Escuela de Negocios de la Universidad de Nueva York, etc.).- Curioso ¿no?
Se lo "regalamos" al muchacho, que aplique sus teorías allá ¿eh? Bien lejos...Que no vuelva, eh?


Esta es la gente que deshizo -entre tantas otras cosas- al Proyecto Cóndor II



Reconocimiento de las fuentes de información:
Parte de este material técnico ha sido aportado por el Sr. Carlos Daneri, un modelista espacial y coleccionista privado que me facilitó gentilmente una gran cantidad de información de carácter público (no reservada ni secreta) que él recopiló durante años de diversas fuentes (Revista Aeroespacio de Set-Oct 1987, Exposición Aeroespacial "Bodas de Diamante" desarrollada en el Centro de Exposiciones de Palermo entre el 10-16 de Agosto del ´87 para conmemorar un aniversario de la Fuerza Aerea Argentina , diarios Clarín y La Nación, Revista Noticias, el libro Relaciones Carnales, de E. Barcelona & J. Villalonga, etc.. etc. etc.).- Agradezco al Sr. Daneri su gentil colaboración.-
También se agradece la colaboración del dibujante, coleccionista y modelista Jorge Navesnik y a la gente del Instituto Universitario Aeronáutico - Córdoba, Argentina (Suboficial Speranza, Comodoro Cueto).-
No efectuar el reconocimiento de una fuente de información implica una falta de respeto que no es necesario explicar.- Peor aún cuando la información sustraída se ofrece como se lo hace aquí, en forma gratuita y aún todavía peor cuando tácitamente se presentan los datos como originados en investigaciones propias.- Sin que se trate de resguardar derechos de copyright (que en muchos casos yo no poseo), a partir de una fecha determinada todas las imágenes de esta página poseen una firma digital invisible, por lo que es muy sencillo comprobar -cuando se encuentra a esas imágenes en otras páginas- que ha sido tomadas prestadas de este sitio web, muchas veces sin honrar ni reconocer ese orígen.- Ni que hablar de los textos: he leído mis propias palabras (hasta con mis propios modismos personales en lo sintáctico, prosódico y de puntuación) en canales de chat como si fueran frases propias de otras personas...




En cambio, hay otros sitios web que han usado las imágenes y textos de este sitio, pero lo han hecho como si se tratara de material propio, SIN RESPETAR mi humilde (y gratuito) pedido de citar las fuentes de información.- Ya ni me molesto en nombrarlos: no merecen ni siquiera esa propaganda, y todos sabemos donde encontrar charlatanes.- Abundan y andan juntitos por allí...






Artículo gentileza Diario Clarín

Las quejas chilenas y los imperdonables olvidos
Diario Clarín, 2-ago-2006 - Copyright 1996-2006 Clarín.com
Por Marcelo A. Moreno
mmoreno@clarin.com

La sociedad argentina, después de algunas idas y vueltas, eligió la memoria. Por eso el nuestro fue el único país de América que juzgó a las juntas militares y condenó a los dictadores que lo devastaron. Por eso, en estos días el horrible Julio "Turco" Simón, está siendo juzgado 30 años después de sus atrocidades.
No es lo común: no ocurrió en Brasil, ni en Uruguay, ni tampoco en España. En éste último país, tan gobernado por el socialismo, todavía pueden verse placas de homenaje a Franco y sus secuaces en infinidad de ciudades, pueblos e iglesias. Más aún: está por votarse una ley sobre las centenares de miles de víctimas del franquismo en la que se prohíbe expresamente ya no el enjuiciamiento sino la publicación de los nombres de los torturadores y verdugos. Todo en favor de la supuesta concordia que más supuestamente aún acarrearía, como una sombra, el olvido.
Pero la sociedad argentina, no. Prefiere la memoria al olvido. La verdad pura. Y quizá esa elección constituya una de sus más valerosas virtudes.
Ultimamente Chile ha manifestado su indignación contra nuestro país porque le ha aumentado el precio del gas. El Gobierno ha tomado la medida por algo bastante fácil de entender: el gas que, a su vez, la Argentina importa desde Bolivia incrementó y mucho su precio. Pero aún siendo público todo esto, la cólera chilena se hace sentir, como si la Argentina estuviera obligada a subsidiarlo.
Pero la sociedad argentina tampoco olvida el comportamiento de Chile durante la tragedia de Malvinas. En esa guerra desigual, mientras la abrumadora mayoría de las naciones de Latinoamérica apoyaban al país y pocas se declaraban neutrales, Chile —que gobernara una dictadura no alcanza como excusa— traicionó a su vecino, colaborando con premeditado sigilo con la potencia extracontinental. Y no fue lo de Estados Unidos, que le advirtió a la Argentina que si había conflicto bélico iba a apoyar a Gran Bretaña. El que avisa...
Distinto es el caso chileno que, declarándose neutral, le cedió bases y su espacio aéreo al invasor, a cambio de aviones y misiles, todo lo cual está documentado por el historiador oficial inglés Lawrence Freedman y corroborado por jefes militares chilenos de entonces.
No se ha oído desde entonces disculpa chilena alguna. Por lo cual sería bueno que el enojo actual bajara sus decibeles, aunque fuera como desmemoriado reconocimiento a una sociedad que sí tiene memoria.
Copyright 1996-2006 Clarín



A esto le agrego personalmente algo más: el autor del artículo anterior dice "... que gobernara una dictadura no alcanza como excusa".- Efectivamente, no alcanza para nada ni releva a la ciudadanía chilena (no sólo a sus gobernantes) de nada, porque los gobiernos que cada país logra tener no provienen de Marte, sino de la ciudadanía de cada uno de esos paises.- Por eso, la situación que Chile propició y mantuvo hasta la muerte de Pinochet sería equivalente a que en Argentina hubieramos nombrado senador vitalicio al ex dictador Jorge Rafael Videla.- Y eso, aquí no se le ocurriría ni al más trasnochado de los políticos.- Ni al "turco" se le ocurrió hacer algo así acá, mirá cómo es la cosa...
En cuanto a Videla, será lo que finalmente la justicia determine que es; quizá él haya argumentado cualquier cos en su propia defensa, pero al menos tuvo siempre la valentía de enfrentar con recato y como un hombre los cargos que se le hicieron, cosa que como argentinos nos tiene que dejar al menos tranquilos...
En cambio, cuando Pinochet fue acusado por un juez español (porque ningún chileno -juez o no juez- lo acusó nunca de nada), él se hizo el enfermito (pobre, qué lástima me da...) y se quedó cuanto tiempo pudo en Inglaterra, sentadito en una silla de ruedas.. y -como ya hemos dicho- ni bien logró bajar de un avión en Chile, se puso de pie, abandonó la silla de ruedas y salió caminando y saludando a algunos de los admiradores que habían ido a recibirlo y a vivarlo.-
Eso explica al menos un poco porque había gente haciendo cola frente a su féretro para escupir a ese sinvergüenza, aún después de muerto.-
Si yo fuera chileno me moriría de vergüenza por haber premiado con una senaduría vitalicia a un asqueroso ladrón, asesino y cobarde como ese payaso de Pinochet, a quien mantuvieron con honores hasta el día de su muerte para velarlo rodeado de una guardia de honor formada por soldados vestidos de gala, como si fuese un héroe merecedor de homenajes póstumos... y no el cobarde, asesino y ladrón que realmente fue en vida.-
Fuerza, chilenos, recapaciten: ahora hay que olvidar a ese Pinochet y mirar hacia adelante!!! Pero eso no quiere decir que desde este lado de la cordillera nos hemos ovidaddo del modo que tienen ustedes de proceder; aún seguimos esperando al menos las disculpas del lado chileno por lo que han hecho durante la Guerra de Malvinas.- Ya que no pueden reparar el daño, al menos tengan la grandeza de admitir la traición y pedir disculpas.-



Esta página fue revisada y actualizada el 07/02/09 .-

¿Le interesan los temas relacionados con la cohetería? suscríbase al mejor foro de cohetería de habla hispana, haga click aquí



NOTA SOBRE BERNARDO NEUSTADT
Un párrafo aparte para Neustadt y su permanente manía de privatizar Entel (entre otras empresas del Estado)

¿Porque me pone contento que este tal Bernardo Neustadt se haya muerto? Mi esposa se enoja conmigo cuando digo estas cosas, y eso indica que puedo ser malinterpretado. En verdad no le deseo la muerte a nadie, lo cual es muy diferente a ponerse contento cuando algún mal bicho no está más gracias al inexorable paso del tiempo; cuando alguien que ha perjudicado con sus actos a mucha gente finalmente se muere de viejo, eso no deja de alegrarme; el paso del tiempo finalmente detiene a todos, inclusive a los "malos".- En cuanto a Neustadt, me alegra que ya no esté porque desde su posición de comunicador le hizo un daño enorme a la Argentina, prácticamente hasta el día de su muerte.- Nunca pude entender porqué este hombre siempre se situaba en posiciones de perjuicio para las mayorías; lo hizo SIEMPRE. Recordemos este ejemplo: las privatizaciones que tan feliz hacían a Neustadt y que auspició durante años -desde la época de Videla hasta que el demencial Cavallo, su socio Menem y el resto de sus secuaces las hicieron realidad de un modo brutal- provocaron MILES de despidos y de quebrantos familiares, dieron lugar a la aparición de las "industrias" del kiosko en casa y del remisse autoconsumido y -años más tarde- fueron la base del falso paliativo de los Planes 'Trabajar', 'Jefes y Jefas de Familia', etc., provocando la desvalorización del trabajo y de la familia legalmente constituída (*), la delincuencia generalizada y la tan famosa "inseguridad".- Cualquier persona puede notar que con trabajo pleno, con empresas de verdad -no importa si son del Estado o de un particular- y con familias a largo plazo no hay inseguridad.- Con desempleo, sin familia y sin cultura del trabajo, no hay policía que alcance.- Es verdad que sin privatizaciones el celular y la telefonía digital hubieran llegado unos años después y quizá -además de EnTel- YPF y Aerolíneas seguirían siendo del Estado (cosa que años más tarde el propio peronismo se está encargando de concretar, estatizando todo nuevamente en uno de sus constantes "vaivenes" ideológicos), pero hoy podríamos andar por la calle sin temor a que nos asesinen sólo para divertirse o para robarnos un par de pesos.- En cambio, llegamos a un estado en el que hay un gobierno tras otro gobierno regalando dinero a los pobres (en muy poca cantidad, pero los 'Planes' le llegan a muchas personas) sin hacerles ningún favor; eso indudablemente desvaloriza el trabajo, no genera capacitación, aumenta la desocupación real y la delincuencia, hace crecer el tráfico y consumo de drogas y alcohol, y en ese escenario la inseguridad crece a niveles inmanejables.

Gracias, Neustadt, por tus años de prédica en favor de las privatizaciones y la pauperización de tu querida 'Doña Rosa' (personaje ficticio inventado por Neustadt para idealizar a una mujer común), gracias por "instalar" tus ideas a traves de Carlitos y Domingo...Mirá como progresamos!!!
En parte gracias a vos y en parte gracias a otros patriotas como María Julia, hoy todos los chorros callejeros y hasta los pobres cartoneros que andan trabajando por la calle tienen teléfono celular!!!! Gracias!!!

(*) NOTA: No digo que esto sea la causa de las escasas uniones civiles que se dan hoy en día, pero es muy claro que desde el propio Estado se desalienta de algún modo esa acción; un posible mensaje puede ser este: "si no te casás, vos y tu cónyuge pueden anotarse en un 'Plan' cada uno, en cambio si te casás, sólo lo cobra uno de los dos"